COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Juez de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra dialogó con ADNSUR respecto al narcotráfico, narcomenudeo y deón del consumo. Mirá el video en ADNSURTevé

-¿Qué proporción podríamos decir que presenta lo que se quema de  droga secuestrada respecto del problema global del narcotráfico?

 

-Mínimo. No sólo en la región sino en el país entero. Yo me puedo  referir a esta jurisdicción, que va desde Rawson hasta la Antártida.  Alguna vez comentamos en otra nota que del porcentaje de causas penales  federales entre el 90 y el 95% estaban vinculadas con el narcotráfico. Ni las leyes ni los jueces solucionan el problema del narcotráfico. El núcleo es la educación desde todo punto de vista; desde el Estado, desde la familia. Tenemos que apostar a que no haya más adictos. Si no hay más adictos no hay más comerciantes. Esto es casi una utopía, pero deberíamos empezar por  eso".

 

Eficiencia para combatir el delito

La eficiencia no es buena. La esencia de la lucha apunta a la fuerza  de seguridad; tenemos que tener personal preparado en la calles.  Últimamente se ha llegado a desbaratar algunas bandas,  pero convengamos que en esta jurisdicción no hay grandes bandas de narcotráfico. Se asombran en el norte con el secuestro de 400 kilos de marihuana en Oran, acá los procedimientos con mayor cantidad de estupefacientes fue de 150 kilos. Fue el caso de hace unos años atrás en Puerto Deseado con 150 kilos. En Río Gallegos tuvimos un procedimiento con 50 kilos. Si bien es mucho, en dimensión no  es tanto. Estamos todavía en una escala baja. Acá hay pequeños delears, no hay grandes bandas de  narcotráfico. No recuerdo cocinas de drogas, dos o tres a lo sumo y con características bastante precarias. Drogas sintéticas tampoco hay muchas por este lado. Donde se encuentran cantidades importantes es en Arroyo Verde, donde ingresan la droga vía terrestre a esta jurisdicción. Ahí se han  desbaratado varias".

 

Métodos de persecución

Estamos tan lejos y tan cerca como una decisión política que así lo  disponga. Si bien los tres poderes del Estado son compartimentos estancos, tiene que haber relaciones de cooperación. Si dotamos de más tecnología, de más personal, de mayor capacidad de vehículos a las  prevenciones, vamos a mejorar, sin dudas. Si se mejora este aspecto vamos a tener más procedimientos, el Poder Judicial va a poder procesar  y condenar a quienes cometan este ilícito. Todo deviene de decisiones políticas. Hoy los delincuentes van más adelante que la prevención y el Poder Judicial. El Estado debería tomar las medidas necesarias para que nosotros estemos adelante".

 

Consumo personal y división de jurisdicciones

Más allá de mi posición personal, la experiencia internacional no ha mejorado la situación. La despenalización del consumo no hizo que el  narcotráfico disminuyera. ¿Hay que despenalizar el consumo? Bueno ahí  vamos a la Constitución Nacional. Yo estoy de acuerdo con la  despenalización. Apunta a la esfera íntima del ser humano. Y reitero; vamos  a la educación, evitemos que haya adictos.

Hace ya un año la Corte Suprema creó una comisión de lucha contra el narcotráfico y en la primera reunión, el ministro de Justicia de la Nación y la de Seguridad nos hicieron una encuesta. La mayoría pensábamos que no era la solución (la creación de esa comisión). Mientras haya una decisión federal de proveer de recursos, preventores, educación, etc. la justicia federal y provincial tendrá mayores medios de luchar contra el delito. Hace poco tiempo dirigí un panel en el Congreso Nacional de Jueces y un juez de la provincia de Buenos Aires lloraba porque no le dieron ni un solo recurso. Muchas veces, en el narcomenudeo está el núcleo de una gran organización de narcotráfico. Que esto se divida en dos jurisdicciones puede traer inconvenientes hasta personales. Celos entre la justicia provincial y la federal, por ejemplo. Que haya división en la investigación, a mí no me resulta. Una investigación única tiene más posibilidades de llegar a buen puerto".

Los preventores no tienen que discernir si se trata de una gran organización o se trata de una investigación  a partir de que están fumando marihuana en la plaza de la esquina. Tienen que intervenir y llevar adelante su tarea de a mejor manera. Después el Poder Judicial debe resolver. La prevención no discierne. Tiene que trabajar igual en todas las causas en las que interviene. Yo no creo que porque una persona vea a otra fumar marihuana en la esquina haga que el otro vaya a hacer lo mismo.