Patricia Morales, una vecina de Bahía Blanca,  fue asaltada por un delincuente que estaba prófugo del penal de Viedma. Previo a irse,  la abrazó y le dio un inusual consejo para evitar ser víctima de la inseguridad.

Kevin Parson se escapó en moto de la cárcel de Viedma tras golpear a un guardia.  Antes de ser detenido, le robó a una mujer en calle Castelli al 900 en el barrio Pacifico

Fue la propia víctima quién relató el insólito accionar del ladrón luego de sacarle 10.000 pesos que guardaba en su cartera, el teléfono celular y hasta con sus pastillas de un ansiolítico. “Se tomó tres Clonazepam”, precisó la damnificada a TN.

Parson regresó al penal tras ser recapturado cuando intentó robar dos domicilios. Foto: TN
Parson regresó al penal tras ser recapturado cuando intentó robar dos domicilios. Foto: TN

Paradójicamente, Parson estaba por irse. “Me dio un abrazo y me recomendó que no deje más la puerta sin llave”, recordó  y añadió: “Me dijo que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos”.

Pero todo era mentira, es que no había una familia para mantener detrás sino un abultado prontuario que lo había llevado tras las rejas y todas las autoridades buscándolo después de su evasión del penal rionegrino.

Parson  fue recapturado el martes cuando trató de entrar a robar en dos domicilios y regresó al penal donde cumple una  condena desde el año 2016 por una causa de robo calificado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!