CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El hecho sucedió en la madrugada del pasado 10 de enero. El músico regresaba de una función y fue abordado por dos hombres armados en el ingreso a su domicilio ubicado en el barrio de Vélez Sarsfield, en la ciudad de Buenos Aires.

Los ladrones le robaron el celular y el instrumento, pero antes de irse, le entregaron un papel a la víctima con un número de teléfono: “Para recuperar tus cosas juntate 30 lucas y llamame”, le dijeron.

El músico fue hasta la casa de un amigo y se comunicó al número que le había dado el asaltante, quien le indicó que fuera hasta la avenida Warnes y la calle Jorge Newbery, en el barrio porteño de Chacarita, y que llevara 100 dólares y 5.000 pesos para recuperar sus cosas.

El encuentro se concretó alrededor de las 3 de la madrugada, aunque el delincuente solo le devolvió el celular. "Averigüé que sale mucho más. Quiero 50, seguimos hablando”, le dijo al músico antes de volver a huir en una moto.

Al día siguiente, el delincuente se comunicó con la víctima y le dijo que si quería recuperar el bandoneón debía darle nuevamente el celular, por lo que pactaron un nuevo encuentro, esta vez en la intersección de Honorio Pueyrredón y Juan B. Justo, en Villa Crespo.

En esa ocasión quien se acercó fue una mujer, a quien el músico le entregó el aparato telefónico.

Tras quedarse incomunicado, el damnificado hizo una publicación a través de las redes sociales contando que le habían robado el instrumento y fue contactado por una mujer que le dio el nombre de una persona que le había ofrecido el bandoneón.

Luego de realizar una búsqueda en internet, el músico encontró al hombre que lo había asaltado, por lo que realizó la denuncia en el Departamento de Protección al Patrimonio Cultural de la Policía Federal Argentina (PFA), que le dio intervención a la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 60, a cargo del fiscal Carlos Hernán García.

Según las fuentes, la fiscalía dispuso una serie de medidas que fueron practicadas por el personal de la PFA, y logró dar con el paradero de los autores del hecho.

El fiscal García le pidió al juzgado interviniente tres allanamientos en forma simultánea, la intervención en escucha directa del teléfono de quien fue identificado como quien tenía el arma en el robo, el secuestro del bandoneón y la detención del asaltante.

En la casa del imputado, los efectivos secuestraron el instrumento robado, además de otro bandoneón que hasta el momento no pudo determinarse dueño ni procedencia.

Según las fuentes, el juzgado consideró que el hombre debía ser procesado con prisión preventiva por los delitos de “robo calificado por haber sido cometido con el uso de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha logrado ser aún acreditada; extorsión; y extorsión en concurso ideal con estafa -reiterado en dos hechos”.

En tanto, la hermana del delincuente fue procesada por formar parte de la maniobra de extorsión y estafa.

A su vez, la jueza dispuso que se le brindara al denunciante un botón antipánico.

Fuente: Telefé Noticias