En horas de la tarde de este miércoles, un vecino de Puerto Madryn se llevó una grata sorpresa cuando un conocido lo llamó para darle una noticia que le cambiaría el día. 

Resulta que el hombre había sido víctima de un robo el 19 de octubre, cuando delincuentes se llevaron su Chevrolet Celta.

Cerca de las 17:30 de este miércoles un allegado le notificó que su vehículo estaba estacionado en la calle y que había sido abandonado allí por una persona “de contextura baja”, según consta en el parte policial al que tuvo acceso ADNSUR.

Al acercarse, el hombre pudo constatar que se trataba de su vehículo.

¡Una desgracia con final feliz!

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!