En horas de la tarde del miércoles, un repartidor que estaba trabajando a bordo de su auto fue interceptado por delincuentes que le robaron toda la recaudación a mano armada.

El hecho ocurrió a plena luz del día, casi a las 15, en Puerto Madryn en las calles Bolivia, entre Colombia y Costa Rica. 

Según consta en la denuncia policial, a la que tuvo acceso ADNSUR, la víctima iba junto a su hermano en su vehículo Mercedes Benz Accelo, cuando fueron abordados por dos hombres con armas de fuego que iban en una moto. 

Los delincuente se llevaron una suma de 700.000 pesos. Y, por fortuna, no hubo disparos ni heridos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!