El próximo miércoles 15 se conocerá la resolución de Cámara respecto a la impugnación de sentencia solicitada por el abogado defensor de quien ya fuera encontrado penalmente responsable del femicidio de Daniela Fernández Quelca, ocurrido en junio de 2019 en Comodoro Rivadavia.

Por solicitud de la defensa, la mañana del miércoles se desarrolló en la sala de la Cámara en lo Penal local la audiencia de impugnación de sentencia por el femicidio de Daniela Fernández Quelca acontecido entre el 19 y el 20 de junio de 2019, que tiene como condenado en primera instancia a prisión perpetua a Eduardo Atanacio Pardo. El defensor cuestionó la sentencia condenatoria de primer grado por “arbitraria” y solicitó se revoque la misma y se absuelva a su defendido. En contraposición la fiscal solicitó se rechace la impugnación de la defensa y se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria a prisión perpetua de Atanacio Pardo.

El defensor particular Daniel López argumentó que la sentencia del tribunal de debate “vulnera garantías constitucionales de su asistido”. Dicha sentencia “condenó a su pupilo con presunciones, con indicios que no alcanzan a conformar la plena prueba”. Mencionó la cultura de la colectividad Boliviana con respecto a la violencia, y que era costumbre que Atanacio se juntara con sus amigos a tomar. Reconoce que era una relación tóxica la que tenía con la víctima, pero ninguno de los testigos pudo ratificarla. Sostiene que se presumió que el del video era Atanacio Pardo y en base a eso se lo condenó. Asimismo, argumenta que no se pudo acreditar que su asistido estuvo en el lugar del hecho, la materialidad del hecho se probó, lo que no se pudo probar es la autoría. Calificando la sentencia condenatoria como porque “no tuvo en cuenta la presunción de inocencia, ni el in dubio pro reo” en relación a su asistido. Solicitando se revoque la misma y se absuelva a Atanacio Pardo por el hecho.

En contraposición la fiscal María Laura Blanco argumentó que la sentencia estaba debidamente fundada. No se incurrió en arbitrariedades y la prueba fue minuciosamente analizada. Fue lógica. El defensor incurre en un error al decir que hubo prueba sobreabundante pero que no alcanza para condenar a su asistido. La prueba en este tipo de casos casi siempre es indiciaria, que luego se transforma en indicios unívocos, por hechos ya probados, que concluye en la certeza de autoría. “Son muchas las prueba en contra de Atanacio Pardo, no solo porque era su ex pareja. En el video referido por el defensor es de una probabilidad muy alta que fuera Atanacio Pardo. El defensor se refiere de una manera descalificante hacia la víctima y eso no es relevante para la sentencia; cuestiona aspectos no relevantes que en nada inciden en la sentencia condenatoria, aseguró la fiscal. Solicitando por todo esto se rechace la impugnación ordinaria interpuesta por la defensa y se confirme en todos sus términos la prisión perpetua para Atanacio Pardo al haber sido declarado penalmente responsable por homicidio agravado por el vínculo y por femicidio.

Finalmente el tribunal de Cámara, conformado por Daniel Pintos, Guillermo Müller y Martín Montenovo, pasó a deliberar y el próximo miércoles 15 al mediodía dará a conocer la parte resolutiva del fallo.

CÓMO MATARON A DANIELA

Daniela Fernández Quelca mantuvo una relación de pareja con Eduardo Atanacio Pardo desde principios de 2016, cuando ambos vinieron desde Bolivia a Comodoro. Esta relación fue signada por agresiones físicas y psicológicas de Atanacio Pardo hacia Fernández Quelca, las que se tornaban cada vez más graves hasta que Fernández Quelca le pide que se retire del domicilio. Esta decisión no fue aceptada por Atanacio Pardo quién continuó hostigando a Fernández Quelca con intenciones de impedir que rehaga su vida.

Así en horas de la noche del 19 de junio de 2019, encontrándose ambos en el inquilinato de la calle Código 765, al 1700 del barrio Moure, donde residían en departamentos separados, Fernández Quelca y Atanacio Pardo comenzaron una nueva discusión. Ambos se retiran del lugar dejando a las hijas en el departamento de Fernández Quelca y en el transcurso de las 23.00 hs. de ese día y las 8.00 hs. del 20 de junio se dirigieron hacia la calle Ricardo Torá a la altura catastral del 2000, donde Atanacio Pardo tomó un bloque, y con claras intenciones de darle muerte, le asestó un golpe en la cabeza, causando la muerte de Fernández Quelca por traumatismo encéfalo craneano.