CORRIENTES - El Juzgado de Instrucción y Correccional de Santo Tomé autorizó la interrupción del embarazo de una adolescente de 13 años con retraso madurativo que fue abusada sexualmente.

El fiscal de Instrucción de Santo Tomé, Facundo Cabral, explicó que el miércoles 20 de marzo se le suministró pastillas para provocar el aborto, pero no tuvo ningún resultado. “Por lo que el martes 26 se le practicó una microcesárea y se extrajo una muestra de ADN para la pesquisa judicial respecto del delito de abuso sexual”, aclaró.

Según detalló Vía Corirentes, la práctica se realizó con éxito y afortunadamente la niña se encuentra en buen estado de salud, por lo que se espera que en las próximas horas regrese a su casa. “En todo momento la cirugía estuvo controlada por el médico forense de Santo Tomé”, aclaró Cabral.

También se le realizó la ligadura de trompas, autorizada por la jueza Civil, Comercial de Menores y Familia, María Zovak.