RÍO GALLEGOS - La Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de Santa Cruz condenó a cadena perpetua a Walter Julián Ramos (22), al ser encontrado culpable del homicidio de su pareja Antonella Jaimes (20) ocurrido en enero de 2015 en Río Gallegos. La defensa había solicitado su absolución. La familia de la joven e integrantes de “Las Rojas” se mostraron conformes con el fallo. La defensa apelará.

El tribunal integrando por los jueces Joaquín Cabral, Rosa Núñez y María Alejandra Vila dio a conocer pasado el mediodía de ayer (martes) el veredicto que establece la pena por femicidio para el joven. El fiscal Gabriel Giordano había demandado la condena mientras que la defensa, a cargo de Santiago Lozada, había solicitado la absolución.

El juicio se celebró el pasado 8 de noviembre, bajo estrictas medidas de seguridad. Fuera de la sede del tribunal, la organización “Las Rojas” acompañó a los familiares de la víctima, y demandaba que se cambie la carátula del caso de homicidio agravado a femicidio.

En su testimonio, el acusado había indicado que su pareja había sido aparentemente lesionada por un sujeto conocido como “Pichi” en un incidente que ocurrió en la vía la noche del 25 de enero de 2015. Después se trasladaron al domicilio donde residían en calle La Paz 724, fue allí que se percataron de que tenía una herida corto punzante en el pecho. Solicitaron una ambulancia, pero falleció momentos después cuando era asistida.

Según informó La Opinión Austral, durante el juicio se indicó que la muchacha era víctima de violencia de género, a pesar de que no había ninguna denuncia en sede policial o judicial. No obstante, los testigos indicaron que Ramos era violento con su pareja. En los alegatos, el fiscal indicó que está probado que el acusado cometió el delito de “homicidio agravado”, pero solicitó que se lo adecue dentro del marco de femicidio. Para ambos casos, la pena es cadena perpetua

La familia de Jaimes junto a integrantes de “Las Rojas” se mostraron conformes con el fallo. La defensa apelará.