COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Durante los últimos días, se han llevado a cabo varias audiencias en Comodoro Rivadavia, donde la Defensa Pública se llevó ante la justicia distintos requerimientos por parte de los presos de la Alcaidía Policial, donde solicitaban la prisión domiciliaria a partir de la pandemia por el coronavirus, y ante los riesgos de permanecer encarcelados al padecer enfermedades preexistentes y crónicas.

En las audiencias, se otorgaron los beneficios en al menos dos casos, mientras que en otros fue rechazado. Lucía Pettinari, defensora pública, explicó que quienes tenían patologías dentro de los grupos de riesgo “y que tenían domicilios potables, es decir que tenían buen informe social salieron, pero también hubo rechazados”, dijo.

Y explicó que un preso que llegó de la Unidad Penitenciaria de Rawson, pudo acceder al arresto domiciliario porque tiene asma y está con una mochila de oxígeno. También otro detenido que tiene traqueotomía fue trasladado hasta su vivienda con libertad asistida.

Otro de los internos que tenía el beneficio de salidas laborales se decidió que quedara con domiciliaria para evitar que ingrese y salga a la Alcaidía, y además otro interno que tiene diabetes accedió al beneficio de prisión domiciliaria.

VIDEOLLAMADAS 

Respecto a las medidas preventivas dentro de los lugares de detención, Pettinari mencionó que se cancelaron las visitas y se suspendieron las salidas transitorias de manera que al terminar la cuarentena, en caso de extenderse se analizaría cómo se continúa.

Además, manifestó a Crónica, que se logró la autorización para ingresar celulares para que los internos puedan hacer videollamadas con sus familiares, teniendo restringido el ingreso a Facebook y siendo todo ello controlado por personal policial.