CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Delincuentes desvalijaron una casa en la provincia de San Luis (en el barrio Cerros Colorados, en Cruz de Piedra de Juana Koslay) y, como si fuera poco, amenazaron a sus dueños con volver por más cosas.

La dueña de la vivienda, Adriana Morillo, no sale de su asombro. Tras el robo, empezó a recorrer la casa y encontró el mensaje que le habían escrito en el pizarrón que su hijita usa para estudiar. El texto la horrorizó: “Vamo’ a volver”.

El robo sucedió cuando Adriana y su hija salieron de la casa a las 17:30 hacia el centro puntano y cuando regresaron cerca de las 21, detalló El Diario de la República.

Su hija se quedó en lo de una amiga y la mujer se encontró con la puerta principal de la casa forzada. Al ver el escenario, la mujer decidió entrar, pero pensó que era mejor llamar a la Policía.

Al entrar a su casa comprobó que le habían robado “muchas cosas de valor”, entre ellas “dos televisores, una computadora de escritorio, una cámara de fotos Nikon muy costosa, una guitarra criolla, nueva, con su estuche, un horno a microondas, una juguera, una cafetera y una tostadora. Incluso uno de los televisores que se llevaron es muy grande, en un auto no entra, tienen que haberlo cargado en una camioneta”, detalló la víctima.

Además los ladrones se llevaron algunas valijas, piensan que para poner en ellas los elementos y dejaron un bolso lleno con zapatillas, que por alguna razón no alcanzaron a cargar. 

Después del robo, la mujer cree que los delincuentes deben haber estado vigilando sus movimientos y sacó la cuenta que los últimos viernes ella y su hija repitieron la rutina de salir por la tarde. 

A pesar de que la mujer no sabe a qué hora entraron los ladrones, ellos habían sacado un helado del freezer, que no pudieron comerlo, y lo dejaron fuera de la heladera. “Si lo hubieran sacado temprano, para cuando yo volví ya hubiera estado derretido, pero no”, dijo Adriana. Es por eso que cree que, tal vez, los delincuentes estuvieron en su casa apenas un rato antes de que ella llegara.