COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los números de asesinatos siguen en aumento en Comodoro, donde se registraron casos de defensa propia, "ajuste de cuentas", tres femicidios y hasta el linchamiento de un hombre por parte de vecinos. En 8 meses, se registraron 15 muertes.

En los primeros minutos del lunes los hermanos de Roberto Martín Nahuelquir (alias “Vitina”) lo encontraron muerto en el techo de su casa del barrio Máximo Abásolo. Fue en Forjadoras Patagónicas al 5.400, casi Las Plumas. A Nahuelquir lo habían baleado en medio de un ataque que se proponía hacer “justicia por mano propia”.

Minutos antes del crimen, uno de sus hermanos, Gabriel Nahuelquir, había sido detenido por personal de la Seccional Séptima por el arrebato de un teléfono celular a una mujer que reside en el barrio.

Los agresores también serían del barrio y ya tendrían diferencias con los Nahuelquir, por lo que habrían buscado justicia por mano propia y se dirigieron a la vivienda del sospechoso del robo, la que comenzaron a apedrear.

Los violentos habían llegado en un vehículo y apenas se bajaron comenzaron a insultar a los integrantes de la familia Nahuelquir. Luego llegaron las pedradas a la casa, para después dar paso a los disparos de arma de fuego.

La Policía intenta establecer si a Roberto Nahuelquir el balazo lo mató en ese primer ataque o en otros dos que sucedieron en contados minutos. Los testimonios sostienen que Nahuelquir se subió al techo y que desde allí procuró ahuyentar a la turba arrojándoles piedras. A esa altura, su hermano ya estaba detenido en la Séptima.

A las 0:15 encontraron el cuerpo de Roberto. A las 23 habían detenido a Gabriel. Media hora después los policías tuvieron que intervenir nuevamente porque se habían originado otros inconvenientes en el lugar y en ese momento los otros hermanos Nahuelquir le contaron a la Policía que no encontraban a Roberto y que lo estaban buscando.

“Tenemos entendido que los disparos eran hacia la vivienda en reclamo de que estas personas habían participado o intentado sustraer elementos a una cuadra del lugar y en represalia de eso habían ido a insultar. La víctima respondió tirando piedras desde el techo y ahí se produjeron los disparos desde abajo” dijo el comisario Daniel Mellado, segundo jefe de la Unidad Regional a El Patagónico.

La Policía informó que son numerosos los conflictos en ese lugar y que incluso en otras oportunidades se ha tenido que trabajar con los grupos especiales ya que “las características que tienen las familias y grupos antagónicos de la zona es ver quién predomina en el barrio”.