CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El empresario detenido Lázaro Báez recusó este viernes a dos de los integrantes del tribunal oral que desde el martes comenzará a juzgarlo junto a la ex presidenta Cristina Kirchner por el caso de la obra pública y pidió que el proceso no comience.

La defensa de Báez, a cargo de Víctor Hortel, recusó a Rodrigo Giménez Uriburu y a Adriana Palliotti (que actúa como cuarta magistrada), informaron fuentes a Infobae. Son los mismos magistrados que están realizado el juicio por la llamada "Ruta del dinero K", en la que Báez está siendo juzgado por presunto lavado de dinero. La defensa sostuvo que ambos procesos están vinculados y que por lo tanto los jueces podrían prejuzgar.

También solicitó que el juicio no empiece el próximo martes hasta tanto la recusación no esté resuelta.

El mismo planteo había hecho la defensa en la causa de la ruta del dinero y fue rechazado.

La acusación es por las presuntas irregularidades en la concesión de 51 obras públicas que recibieron las empresas de Báez para Santa Cruz con sobreprecios o que no fueron terminadas.

El juicio comenzará el próximo martes a las 12 horas después de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tuvo durante un día en vilo esa situación por su pedido al tribunal para que envíe la causa completa para resolver una serie de planteos pendientes. 

Junto con Cristina Kirchner y Báez serán juzgados el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros. Es el primer juicio oral a la ex mandataria.

Fuente: Infobae