PUERTO MADRYN (ADNSUR) – Por decisión de la justicia,  este lunes se decidió que Manuel Antonio Ávila, de 40 años, seguirá detenido con prisión preventiva por el homicidio de su hija Martina, de seis años.

El atroz crimen ocurrió en el barrio San Miguel, cuando Ávila –según imputan los fiscales Alex Williams y Fernando Blanco- “le propinó múltiples golpes en la cabeza a su hija, provocándole serias lesiones en el cráneo. También efectuó un corte transversal en la base del cuello de 19 centímetros ocasionándole la muerte”.

Durante la audiencia, Ávila lloró al escuchar el relato de los fiscales, y decidió no declarar. Mientras  que su defensor Gastón Ledesma, solicitó su libertad, pero fue rechazado.