La próxima semana comenzarán los alegatos en el juicio contra Cayetano De la Fuente, acusado de haber asesinado a su pareja en octubre de 2019.

Según pudieron averiguar los investigadores, entre las 22 horas del miércoles 16 de octubre y la madrugada del día siguiente el acusado había pactado un encuentro con la víctima en la casa del hombre. De la acusación surge que De La Fuente habría violado a la mujer mediante la utilización de un elemento que ocasionó graves lesiones internas, tanto intestinales como gástricas, las cuales derivaron en una hemorragia interna. Tras el episodio, el agresor dejó a la mujer en su casa y allí habría sido auxiliada por sus hijos, quienes asistieron a la víctima y la llevaron al hospital local, donde murió horas después.

La víctima sufrió la perforación del intestino delgado y estómago, y lesiones en el diafragma. Estas heridas ocasionaron su fallecimiento, tras permanecer internada en el hospital.

En los tribunales de Puerto Madryn el debate está a cargo de Ivana González, Patricia Asaro y Marcelo Orlando. Durante la primera parte declararon las hijas de Mónica, peritos, policías y médicos, entre otros testigos. La acusación es llevada adelante por la fiscal María Angélica Carcano, quien imputa a De la Fuente por "homicidio agravado bajo la modalidad de femicidio" y una calificación alternativa de “abuso sexual seguido de muerte”.

De la Fuente es patrocinado por los defensores públicos Diego Trad y Gastón Ledesma, quienes alegarán luego de la Fiscalía. Se estima que el veredicto del Tribunal llegaría una semana después que finalicen los alegatos de las partes, previstos, en principio, para el lunes.

Los hechos

Fernández, de 55 años, falleció el 23 de octubre de 2019 a las 10 horas en el hospital Andrés Isola, donde estaba internada en terapia intensiva. La mujer había sufrido graves lesiones en órganos internos que le ocasionaron la muerte.

A partir de los datos aportados por la hija de Fernández, los investigadores allanaron la casa del imputado, donde se secuestraron elementos compatibles con las heridas que presentaba la víctima. Y las pruebas de ADN dieron resultados positivos. Horas después del hecho, la Policía detuvo a De la Fuente y desde entonces, está preso en el Instituto Penitenciario Provincial.

Cadena perpetua

Las calificaciones escogidas por la Unidad de Género de la Fiscalía prevén una pena única de prisión perpetua. En el caso del “femicidio”, el Código Penal establece -en su artículo 80 inciso 11- que se impondrá prisión perpetua cuando la víctima sea una mujer y el hecho sea perpetrado por un hombre mediando la violencia de género. Y en el caso del artículo 124 prevé prisión perpetua cuando como resultado de un abuso sexual resultare la muerte de la víctima.
 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!