La madre de la nena de 13 años que mató a cuchilladas a su hermano de 5, en la localidad de Arroyo Seco, contó el drama que vive en medio de la búsqueda de explicaciones por el caso que conmueve al país.

El lunes pasado, en esa localidad ubicada 35 minutos al sur de Rosario, su hija, que estaba bajo un tratamiento psicológico pero sin consumir medicación, apuñaló a su hermano.

Roxana contó que si bien constantemente llevaba a su hija a recibir asistencia terapéutica por una crisis impulsiva, los médicos le decían que la veían normal.

“Jamás imaginé que mi hija podría hacer algo así. Busqué ayuda de todas las maneras. La llevé a psicólogos, psiquiatras, neurólogos”. Las consultas duraban 5 o 10 minutos. Así como íbamos, nos volvíamos. La hacían mirar para arriba y para abajo. Le pedían que levantara el pie. ‘Yo la veo normal’, me decían. Pero en mi casa yo veía cosas en ella que no eran normales”, describió en declaraciones a TN.

También contó: "Además del inmenso dolor que siento, me pregunto por qué los especialistas no pudieron hacer más. Esto se podría haber evitado. Me decían que no podían medicar a mi hija porque no veían nada extraño, pero para mí todo era extraño”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!