COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Personal policial de la Seccional Cuarta acudió este domingo a las 9:15 horas a una vivienda ubicada sobre calle Sarmiento al 2.400 del barrio Las Flores por un caso de violencia de género. En el lugar se encontraron con dos mujeres y un joven que discutían con otro hombre, quien sería el presunto agresor. 

La víctima estaba con un gran nerviosismo, en estado de shock y a viva voz denunció ante los efectivos que que la violó. La madre de la víctima además explicó que había llamado al 101 porque su hija le dijo que la ex pareja la tenía retenida en su domicilio sin dejarla ir.

Además agregó que su hija y la ex pareja “tenían una relación enfermiza, de idas y vueltas, donde siempre se peleaban”. La mujer estaba acompañada de su hijo, quien también estaba alterado por la situación.

El supuesto agresor sexual y propietario de la vivienda, un joven de 20 años, aseguró que cerca de la 1 de la madrugada, llegó su ex pareja, tomaron unas cervezas y mantuvieron relaciones sexuales, pero - según manifestó - no abusó de ella. Dijo que quería denunciarla por el delito de lesiones.

Tal como destacó el portal Con Sello Patagónico, la víctima fue trasladada a la Comisaria de la Mujer y su expareja a la Seccional Cuarta en calidad de demorado. Mientras tanto, se activó el protocolo por delitos contra la integridad sexual y pasadas las 19 horas se allanó la vivienda del acusado.

El procedimiento solicitado por la funcionaria fiscal Aylén Picolo y autorizado por el juez Mariano Nicosia, se realizó en la vivienda de la calle Los Pinos al 1000. Después del operativo, el presunto violador recuperó la libertad, previa notificación de medidas cautelares contra la víctima.