El caso Madeleine McCann tomó un giro inesperado en las últimas horas, y ahora las autoridades que investigan la desaparición de la joven creen haber encontrado el lugar donde fue asesinada.

La desaparición de la joven británica había causado revuelo en el mundo luego de su desaparición, ocurrida en 2007, cuando tenía tres años, en un complejo hotelero en Praia da Luz, Portugal.

Para la policía alemana la menor fue asesinada en Portugal, una teoría a la que llegaron luego de varias sospechas relacionadas a la posibilidad de que el único acusado, quien actualmente está una cárcel alemana cumpliendo una pena por violación, hubiera trasladado a Maddie a su país natal.

“En Portugal. Soy optimista de que resolveremos este caso“, respondió el fiscal Hans Christian Wolters al ser consultado por donde creía que había sido asesinada Madeleine.

El sospechoso, identificado como Christian B, fue condenado a 21 meses por un delito asociado a las drogas y actualmente cumple una pena de siete años por haber sido declarado culpable de violar a una mujer estadounidense de 72 años en 2005, hecho ocurrido también en Praia da Luz.

"Hemos reunido nuevas pruebas que se suman al caso que estamos construyendo contra nuestro principal sospechoso”, reveló el fiscal días atrás en relación al caso.

Si bien no reveló de qué se trataba, aseguró que la novedad “fortalece” su trabajo.

Cabe destacar que los padres de la menor habían sido acusados por el crimen en un primer momento, dado que ambos se encontraban cenando con unos amigos en un bar ubicado a pocos metros del lugar cuando Madeleine desapareció.

Según la policía portuguesa, la joven podría haber fallecido por una sobredosis de pastillas para dormir, y sus progenitores intentaron ocultar el hecho, una teoría que con el tiempo quedó descartada.