Una nena de 13 años confesó que mató a su abuela de 92 en Caleta Olivia. "Me mandé una cagada con la abuela", fue el mensaje de WhatsApp que le envío a su tía. Actualmente, la menor se encuentra internada en el área de salud mental del hospital con custodia policial. Se cree que mató a su abuela paterna en medio de una violenta pelea.

Los testimonios recabados hasta el momento dan cuenta que la mujer de 92 años fue hallada muerta el martes en su casa - en el barrio Miramar- por una de sus nietas de 39 años.  El cuerpo estaba sobre una cama de dos plazas, en posición decúbito dorsal y cubierta hasta la mitad.

La autopsia reveló que murió debido a una  asfixia mecánica por sofocación y habría sido con una sábana.

Los  efectivos policiales observaron - según publica La Opinión Austral - que había un mueble de madera con aberturas de vidrio y alrededor restos de vidrios rotos

En medio del hallazgo del cuerpo, la policía era notificada que una nieta de la mujer - una nena de 13 años - se encontraba en la oficina de Niñez, junto a su madre, y confesó que ahorcó a su abuela hasta matarla, incluso reconoció el crimen al enviarle un mensaje a una tía: “me mande una cagada con la abuela”.

VIVÍAN EN EL MISMO TERRENO

El comisario Elbio Ramírez, precisó que “Fue el padre de la menor quien ingresó a la casa para visitar a su mamá y se encontró con la situación”.

Y explicó que el padre de la menor -hijo de la víctima - vivía en uno de los departamentos en alquiler que tenía su madre en el mismo predio, junto a sus tres hijos.

La menor se encuentra internada en un área de salud mental y con custodia policial. Foto: ilustrativa/archivo
La menor se encuentra internada en un área de salud mental y con custodia policial. Foto: ilustrativa/archivo

"La menor estaba bajo la guarda del padre hace unos años, dado que tuvo una intervención judicial por parte de la madre debido a un hecho delictivo", manifestó el comisario. 

Ramírez explicó que la  principal que manejan los investigadores indica que hubo una discusión el lunes a la noche y en esas circunstancia, se produjo del homicidio.  Se constató que la niña no tenía lesiones en el cuerpo ni ningún otro signo de violencia en el cuerpo.

En las últimas horas se tomaron declaraciones a familiares, entre ellos, el testimonio el padre y la madre de la adolescente. Y a esto se sumaría el análisis de las imágenes de las cámaras de video vigilancia que hay en el complejo de departamentos, tanto dentro de la casa de la abuela como afuera.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!