Este martes, la fiscal Andrea Vázquez solicitó al tribunal que declare a Alan Armando Antiman, como autor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja.

Asimismo, la investigadora, consideró que, mediante las pruebas rendidas en el debate, también se pudo probar la autoría del acusado respecto de las acusaciones por desobediencia y tenencia ilegal de uso civil condicional. En consecuencia, peticionó que se aplique una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo.

Por su parte, el abogado defensor Marcelo Fuentes, solicitó la absolución de su defendido por los delitos de lesiones leves y tenencia de arma. En tanto, propuso que por el delito de desobediencia a la autoridad se le imponga una pena de quince días de prisión.

Finalmente, la jueza Carina Breckle, informó que el jueves 26 de mayo, en horas del mediodía se realizara la audiencia de lectura de la sentencia  

El alegato final presentado por la representante del Ministerio Público Fiscal, repasó los testimonios de los policías que intervinieron en el procedimiento de detención del imputado.

En este sentido, consideró acreditado que Antiman, no cumplió con la orden legítima, concreta y emitida por un funcionario público, que pretendía identificar al acusado, luego de haber sido notificados sobre una denuncia en su contra por lesiones leves y una presunta portación de arma de fuego.

Con respecto a la acusación por tenencia de arma de fuego de uso civil condicional sin autorización legal, Vázquez, repasó las declaraciones de las profesionales integrantes del Área de Criminalísticas, para confirmar que el revólver calibre treinta y ocho, estaba apta para disparar. También hizo mención del cartucho a bala de este mismo calibre, que Antiman entregó a la policía al momento de ser detenido.

Por estas razones, consideró que la declaración de la víctima, en la que se auto incriminaba sosteniendo que fue ella la que le “plantó” el arma en el auto del acusado, fue solo a los fines de beneficiar la situación de Antiman.

La víctima y los ciclos de la violencia

Al analizar las declaraciones de la víctima, efectuadas en la jornada de juicio realizada este lunes, la jefa de fiscales, remarcó la necesidad de mantener una mirada con perspectiva de género y que comprenda el contexto socio económico, en el que se desarrolla la dinámica de violencia familiar de este caso.

En este marco, recordó que el protocolo de riesgo presentado por las integrantes del equipo del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (S.A.V.D), tuvo como conclusión que la víctima atravesaba una situación de riesgo alta.

A ello, agregó que la retractación de la denuncia, no fue libre ni voluntaria. Asimismo, aseguró que la victima tiene una dependencia económica, emocional y afectiva con el imputado. La evidente violencia patrimonial del caso, la lleva a naturalizar las situaciones de violencia, a las que define como “discusiones de pareja”.   

Por estas razones, consideró que es en la primera versión de los hechos -la denuncia efectuada el 08 de octubre de 2019, en la Comisaría de la Mujer- cuando la víctima logró empoderarse y ante la escalada de violencia por parte de Antiman, acudir a pedir ayuda institucional.

Para concluir, requirió que se declare al acusado autor penalmente responsable de los delitos endilgados por la fiscalía. En consecuencia, solicito al tribunal que le imponga la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento.

A su turno, el abogado defensor Fuentes, indicó que no se debía descreer ni desconfiar de la declaración de la presunta víctima, quien sostuvo ante el tribunal que fue ella quien había agredido a su pareja. Luego, repaso los dichos de la mujer referidos a una explosión de ira, al encontrar mensajes de otra mujer en el teléfono celular de Antiman.

Por otra parte, Fuentes, realizó criticas al trabajo de investigación, por no aportar elementos científicos que hubieran permitido mayor certeza. Finalmente, peticionó la absolución de su asistido, en orden a las imputaciones por tenencia de arma y lesiones leves agravadas. En tanto, admitió la responsabilidad por desobediencia y pidió que se le imponga una pena mínima de quince días.     

La audiencia se desarrolló en la sala de audiencias de la oficina judicial. El Ministerio Público Fiscal es representado por la fiscal jefa Andrea Vázquez y el abogado contratado de fiscalía, Matías Ayuzo. El imputado, designo al abogado particular Marcelo Fuentes. El acto judicial es presidido por la jueza Carina Breckle, quien participa mediante comunicación telemática, desde Rawson.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!