CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Cinco personas que viajaban en una camioneta 4X4 hostigaron y amenazaron al expresidente Mauricio Macri y su familia cuando se trasladaban en sus vehículos en Don Torcuato. 

Según confirmaron fuentes judiciales, el incidente ocurrió cuando el vehículo, vigilados por los uniformados, viajaban desde la quinta Los Abrojos, en Malvinas Argentinas, hacia la casona que alquilan en Acassuso, en San Isidro. Allí, a la altura de Don Torcuato, fue hostigada y amenazada por cinco personas desde una camioneta.

La agresión se produjo ayer, aunque trascendió hoy. Durante el incidente, el personal de la Policía Federal Argentina (PFA) que custodiaba al expresidente, vivió momentos de tensión, precisó La Nación.

Tras el episodio, se abrió una causa judicial. El expediente se tramita en el Juzgado Federal N° 2 de San Isidro, a cargo del magistrado Lino Mirabelli e interviene el secretario Martín Poderti.

"Hay una causa abierta. No hay ninguna persona detenida hasta el momento. El expediente está caratulado como averiguación de delito", explicaron las fuentes consultadas.

La investigación se tramita en la Justicia Federal porque la posible víctimas es un exjefe del Estado, agregaron los informantes.

El hostigamiento habría sido durante varias cuadras y fue protagonizado por los ocupantes de una Toyota Hilux.

"La custodia impidió una situación extraña. Macri y su familia nunca advirtieron la situación porque la justicia cumplió. Desde la camioneta 4x4 hubo amenazas e insultos", dijeron allegados al expresidente.

Después de interceptar la circulación de la camioneta 4x4, uno de los autos de la custodia volvió a ponerse a la par del vehículo donde viajaba la familia Macri pero, poco después, el hostigamiento continuó.

"Los ocupantes de la 4x4 volvieron a tratar de llegar hasta donde estaban Macri y su familia. Circularon a toda velocidad durante unas ocho cuadras y pasaron varios semáforos en rojo. En el cruce de la ruta 202 y la colectora de la Panamericana había un móvil de la policía bonaerense que tomó intervención en los hechos y la caravana continuó sin problemas con su viaje", sostuvieron los allegados al expresidente.