ESQUEL (ADNSUR) - Familiares, amigos e integrantes del Lof en Resistencia del Departamento Cushamen se concentraron este lunes por la mañana en el Juzgado Federal de Esquel para aguardar respuesta al hábeas corpus colectivo que fuera presentado el sábado último tras el inicio de una huelga de hambre seca por parte de Facundo Jones Huala.

La Justicia Federal rechazó hábeas corpus presentado por Jones Huala

Cabe recordar que después de más de dos semanas de negarse a consumir alimentos el lonco mapuche decidió endurecer la postura evitando ingerir líquidos. Medida que atribuyó a las restricciones impuestas por el Servicio Penitenciario Federal para la realización en la Cárcel de Esquel del wiñoy tripantu, ceremonia que conmemora el año nuevo mapuche, informó El Chubut.

Recién sobre el mediodía de ayer se conoció que el Dr. Gustavo Lleral, a cargo del Juzgado de Esquel por licencia del Dr. Guido Otranto, rechazó el hábeas corpus. Martiniano Jones Huala, tío de Facundo, confió: “vinimos al Juzgado tratando de buscar alguna respuesta porque estamos muy preocupados: Cada hora que pasa se deteriora más la salud de Facundo, esto no es un juego, es algo serio, y es hora de que la gente que tiene que tomar decisiones haga algo”.

Advirtió que “el habeas corpus debería haberse resuelto el domingo, porque según las leyes tiene que tener respuesta  en 24 horas, sin embargo nos dijeron que no era así. Nos quedamos en el juzgado para tratar de generar presión y alcanzar alguna respuesta positiva porque la salud de Facundo no da para más”.  Martiniano comentó que “Facundo está haciendo la huelga de hambre que en estos momentos es seca por el wiñoy tripantu. Pero también por la situación de Fausto Jones Huala y Lautaro González, que son quienes bajaron a Rafael Nahuel moribundo y están siendo perseguidos y se los quiere encarcelar, cuando no se encarcela al verdadero asesino”.

Sobre el wiñoy tripantu, explicó que se trata de “una ceremonia que ya hicimos en la cárcel sin ningún inconveniente. En el 2016 estuvimos con Facundo y no hubo ningún inconveniente, entonces no entendemos por qué no se puede hacer ahora. Creemos que es una persecución política más que otra cosa, por eso queremos que alguien revea esto, que se autorice la ceremonia y así Facundo levanta la huelga de hambre. Y para hacer la ceremonia se necesita una cierta cantidad de gente, una sola persona no puede hacer el wiñoy tripantu. Se necesitan 24 personas, y la presencia de una machi para darle un diagnóstico a Facundo”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!