LAGO PUELO (ADNSUR) - Además de la causa que lleva adelante la Justicia de Chubut para identificar a los responsables de la agresión al presidente Alberto Fernández durante su visita el último sábado a Lago Puelo; el juez federal de Esquel, Guido Otranto, abrió una investigación paralela que estaría focalizada en el desempeño de Casa Militar de Presidencia y las demás fuerzas de seguridad encargadas de la custodia.

Hasta ahora, el fiscal Carlos Díaz Mayer es quien tenía a su cargo las primeras actuaciones vinculadas al ataque del vehículo que trasladaba al Jefe de Estado y la comitiva oficial en su visita a la zona afectada por los incendios forestales.

Un día después de los incidentes, el fiscal chubutense reconoció a ADNSUR que “la cuestión de la seguridad del presidente de la Nación hace que evaluemos el tema de la competencia, si la justicia provincial puede seguir avanzado”.

El juez federal Guido Otranto ya inició una investigación paralela e independiente por los hechos que pusieron en peligro la seguridad del jefe de Estado a partir de las actuaciones de la Policía Federal. 

El pasado lunes se realizaron allanamientos y detenciones en la cordillera chubutense en el marco de la investigación que busca dar con los responsables de provocar destrozos en la camioneta que llevaba al mandatario. Ese mismo día, esas personas fueron liberadas.