Luciano Napolitano, el hijo del guitarrista de rock argentino Norberto “Pappo” Napolitano, fue detenido hace un mes, el pasado 25 de mayo, acusado de haber golpeado, ahorcado, encerrado y amenazado de muerte a su novia en la casa que compartían en la localidad de Benavídez,  en el partido de Tigre, este miércoles la justicia de San Isidro dictó su prisión preventiva .

Napolitano, de 46 años de edad, está acusado de "lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, en concurso real con amenazas, privación ilegítima de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra".

La resolución fue firmada por el juez de Garantías Diego Martínez, que hizo un pedido del fiscal Diego Callegari, uno de los funcionarios a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género de Tigre.

La causa de Luciano Napolitano había comenzado después de una denuncia presentada por la víctima en la comisaría 4a. de Tigre, en Benavídez.

“La víctima se encuentran en una situación de violencia de género, bajo la modalidad de violencia de tipo psicológica en forma preponderante, con escalada abrupta a la violencia física, destacándose que se pudo observar diversos indicadores de riesgo, como ser: presencia de armas de fuego, amenazas de muerte, violencia física y lesiones visibles, aislamiento extremo [privación de su libertad], necesidad de intervención de terceros y consumo problemático de estupefacientes por parte del imputado ”, había sostenido el fiscal Callegari en el dictamen donde solicitó la prisión preventiva para Napolitano.

Los hechos de los que fue víctima Mariel Oleiro, de 33 años, ocurrió el 24 de mayo pasado en la casa que compartía con Napolitano, en Benavídez, en Tigre. Al hijo de Pappo se le imputó haber hostigado, humilldo y denigrado a su pareja.

“Valiéndose de su condición de género, [Napolitano] tomó del cuello una pareja apretándolo hasta provocarle dificultad para respirar mientras le refería mensajes amenazantes como ´te voy a matar hija de p ..., te voy a´”.

Además, según la imputación, Napolitano tomó del cabello a Oleiro y la tiró al piso del patio de la casa donde le pegó patadas.

“Posteriormente el imputado, quien ya se encontró a bordo de su camioneta marca VW Amarok negra intentó chocar a la damnificada. La logró correrse e ingresar en el quincho donde Napolitano continuando con su accionar violentó se acercó y le propinó un golpe de puño en la mandíbula ”, según el expediente judicial.

La víctima, según la denuncia, quedó encerrada en el quincho hasta el día siguiente. Napolitano fue detenido por personal de la Jefatura de Estación Departamental Tigre, conducida por el comisario alcalde Lucas Borge. En el estudio de grabación del imputado, los uniformados secuestraron un revólver calibre 38.

El revólver secuestrado en poder del hijo de Pappo.
El revólver secuestrado en poder del hijo de Pappo.

El fiscal destacó los informes del Centro de Asistencia a la Víctima, en los que se reporta que Oleiro “se encuentran en una situación de violencia de género, bajo la modalidad de violencia de tipo psicológica en forma preponderante, con escalada abrupta a la violencia física ”.

”Violencia Se pudo observar diversos indicadores de riesgo, como ser: presencia de armas de fuego, amenazas de muerte, física y lesiones visibles, aislamiento extremo (privación de su libertad), necesidad de intervención de terceros y consumo problemático de estupefacientes por parte del denunciado, entre otros, lo que incrementa el grado de peligrosidad de los episodios violentos ”, agrega el informe mencionado por la fiscalía.

Al ser indagado, Napolitano dio una versión totalmente opuesta a la de su novia, ya que dijo que se trató de una discusión de pareja, que ella fue quien lo agredió a él y que el arma de fuego que estaba en su casa la heredó hace 15 años de su papá.

Con información de La Nación