COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Ejército se desligó de la acusación de familiares del abuelo desaparecido Victorio Joursin, quienes aseguraron que militares los apuntaron con armas y quisieron detenerlos cuando recorrían la escombrera.  La IX Brigada Mecanizada manifestó que "no existió agresión ni actitud amenazante por parte del personal militar a los familiares de Joursin" y remarcó que "el ingreso, circulación y permanencia en jurisdicción militar debe ser autorizado y registrado correspondientemente".

"En relación a diferentes versiones periodísticas acerca del episodio ocurrido en el Regimiento de
Infantería Mecanizada 8 vinculado a la búsqueda del ciudadano Victorio Joursin, la IX Brigada
Mecanizada informa que el 4 de septiembre, en horas de la mañana, el personal de guardia del Cuartel Chacabuco observa la circulación de personas dentro de la jurisdicción militar. Tras entablar un diálogo, se constata que se trataba de personal policial perteneciente al Departamento de Búsqueda de Personas de Comodoro Rivadavia acompañado de familiares de Joursin", explicaron en un comunicado. 

"El personal militar solicita a los efectivos policiales concurrir a la Guardia a fin de notificar la
actividad y así dar cumplimento con las normas de ingreso, permanencia y circulación dentro de una Unidad Militar. En momento en que la policía concurre a la Guardia, los familiares prosiguen con la circulación dentro del cuartel y el personal militar se limita a observar sus movimientos, obteniendo como respuesta el malestar de las personas", agrega. 

Según se detalló desde el Ejército, "a fin de efectivizar el requerimiento de registro se hace presente el Comisario Mayor Lienan -Jefe de la Unidad Regional de la Policía- quien es recibido por el jefe del Cuartel Chacabuco: Teniente Coronel Saltor. El Comisario manifiesta que la policía había incurrido en un error al no informar a las autoridades militares acerca de la actividad que se iba a realizar. A las 10:30 horas, y tras ser autorizada, continúa la actividad policial".


La IX Brigada Mecanizada manifestó que "no existió agresión ni actitud amenazante por parte del
personal militar a los familiares de Joursin y que el ingreso, circulación y permanencia en jurisdicción militar debe ser autorizado y registrado correspondientemente".


"Finalmente, se pone en conocimiento de la comunidad de Comodoro Rivadavia la permanente
disposición del Ejército a prestar colaboración cada vez que es requerido; aspecto que queda en
evidencia en la colaboración dada a la Justicia en esta misma causa y en la disposición de aeronaves militares para la búsqueda del Victorio Joursin. Tal actitud institucional continuará presente", aseguraron desde la IX Brigada Mecanizada.