CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El empresario santacruceño Lázaro Báez fue condenado este miércoles a 12 años de prisión en el marco del juicio oral en el que se lo investigó por maniobras de lavado de dinero por 55 millones de dólares entre 2003 y 2015.

Más tarde, durante su alocución en el Senado cuando se debatía la promoción a la construcción de obras privadas, Oscar Parrilli aprovechó para referirse a la condena y defendió al empresario kirchnerista con argumentos que llamaron la atención. El legislador cuestionó que el empresario patagónico fuera condenado por evasión, mientras que Gianfranco Macri, hermano del ex presidente, por el mismo delito no tuvo un trato similar de parte de la Justicia.

“La verdad es un fallo lamentable, una atrocidad, una barbaridad. No soy el abogado defensor de Lázaro Báez pero quiero decir que seguimos en la Argentina con una justicia que lleva adelante el lawfare y utiliza la justicia para la persecución política, para la persecución empresarial”, comenzó.

Y agregó: “A Lázaro lo condenan porque es morocho, porque es de tez oscura, porque era amigo de Néstor Kirchner, porque no forma parte del círculo de poder que integran los empresarios top de la Argentina”.

Además, dijo que la decisión de los jueces es “deplorable desde el punto de vista jurídico” y que tiene un “tinte racista y discriminatorio”. “Lo condenaron solamente porque no pertenece. Porque además se llenaron la boca con la ruta del dinero K, la plata de Cristina. No hay una sola prueba que involucre a Néstor, a Cristina ni a nadie de la familia en esta supuesta evasión impositiva que habría hecho Lázaro Báez”.

Además, el senador utilizó la oportunidad para criticar a la familia Macri, acusándolos del mismo delito que Lázaro Báez: “Saben cuál es la diferencia entre Gianfranco Macri y Lázaro Báez? Que Macri pudo entrar al blanqueo”.

“Siento mucha tristeza por esta desigualdad absolutamente arbitraria, racista, persecutoria y que demuestra la justicia o algunos sectores de la justicia que siguen haciendo gala de la persecución política a través de mecanismos judiciales”, cerró el ex secretario general de la Presidencia.

Fuente: Infobae