COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una comisión de la División de Explosivos de Trelew llegó este jueves a Comodoro para realizar el peritaje de la granada que la policía le secuestró a un joven en inmediaciones del barrio Jorge Newbery. 

Si bien en un principio se informó que se trataba de una una granada de mano de origen francés de principios del siglo XX,  luego de un análisis pormenorizado, el personal especializado pudo comprobar que se trataba de una granada de fabricación casera.  

Durante el peritaje se determinó que la palanca de la espoleta sí era original de una granada de mano al igual que los elementos explosivos utilizados para el armado del tren de fuego y la carga principal.  

Según informaron los especialistas, quien la armó, se inspiró en el diseño y funcionamiento de una granada real ya que se encontraba "operativa", es decir, estaba lista para explotar. Es la segunda intervención en la que el personal de la División Explosivos desactiva granadas reales.