PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Los padres de la estudiante de Derecho asesinada el pasado 17 de mayo, regresarán a la ciudad para reunirse con los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, quienes llevan adelante la investigación que tiene como detenido al taxista Dante Donnini, sindicado como presunto autor del homicidio de la joven de 25 años.

Se trata de Margarita Martínez y Alfredo Rafael Rojas, quienes viven en la localidad entrerriana de Nogoyá, de donde la víctima era oriunda, quienes se entrevistarán nuevamente con los fiscales a raíz del resultado de las pericias de ADN, que dan cuenta de la presencia de la huella genética del imputado tanto en las extensiones de pelo y la ropa de Diana Rojas, como así también en su cartera y uñas.

COTEJAN MÁS PRUEBAS

En diálogo con los medios, el fiscal Báez adelantó que los padres de la estudiante “me manifestaron que viajarán a la zona para seguir de cerca la investigación” y se pronunció respecto de la investigación llevada adelante por el Ministerio Público Fiscal, aunque no ahondó en mayores datos.

“Hay más pruebas que se encuentran en pleno cotejo”, sostuvo el jefe de fiscales, aunque no precisó cuáles para evitar “entorpecer” la investigación.

Las evidencias más contundentes que arrojó el informa del Cenpat-Conicet apuntan a los restos de tejido epitelial de Dante Donnini, halladas bajo las uñas de la estudiante, las cuales darían cuenta de que la víctima intentó defenderse de un ataque.

Otro de los hallazgos que atrajo la atención de los investigadores fue el de un trapo-rejilla con rastros de semen del imputado, aunque por el momento se descartó que la víctima hubiera sufrido un ataque sexual, mientras que la carátula del caso continúa siendo “homicidio en ocasión de robo” teniendo en cuenta que el taxista vendió el celular de la víctima que presuntamente esta última había olvidado en el “móvil 127”, vehículo que utilizaba para trabajar.

CAMBIO DE CARÁTULA

Tras el informe de ADN brindado por el genetista Néstor Basso, del Cenpat, el fiscal Báez sostuvo, en conferencia de prensa junto a su par Bugueño, el jefe de Policía, el abogado querellante Carlos Villada y el Procurador General, que la causa podría cambiar su calificación y que “se podría avanzar en la figura de femicidio”, a la vez que aclararon que “cuando estén todas las pruebas pediremos, o no, el cambio de calificación”.

Por su parte, el querellante Carlos Villada ratificó la hipótesis de la Fiscalía, que apunta a Donnini como presunto único autor del crimen de la estudiante y destacó que la misma “está bien orientada”.

CAMBIO DE DEFENSA

Recientemente, el taxista imputado de 50 años decidió renunciar a la defensa pública, llevada adelante por la doctora Angélica Leiva, y nombrar como su defensor al letrado Gustavo Castro.

Luego de tener la primera entrevista con su cliente, el abogado había adelantado que, a raíz del relato que Donnini hizo respecto de aquella fatídica mañana, el resultado positivo del ADN era algo previsible, a la vez que adelantó que el chofer declarará “posiblemente el lunes o martes que viene” y brindará un relato “lógico” sobre sus acciones y paradero en la fecha en cuestión.

LOS AMIGOS DE DIANA, ENTRE LA DUDA Y LA CERTEZA

Recientemente, el Diario entrevistó a amigos y conocidos de Diana Rojas, varios de los cuales manifestaron su convencimiento de que, tras los resultados del ADN, el único detenido podría haber sido el autor del brutal crimen de la estudiante.

Sin embargo, una persona de su entorno cercano sostuvo que dicho informe aportó “grandes certezas”, pero que de todos modos podría haber otras líneas de investigación que apunten a uno o más implicados en el homicidio, a la vez que remarcó la necesidad de “tener cautela y esperar a la Justicia”, agregando que existen otras pruebas “que todavía no salieron a la luz” y que podrían arrojar mayores certezas respecto del caso que estremeció a la ciudad.

RASTROS GENÉTICOS QUE NO SERÍAN DEL TAXISTA

El jefe del servicio de genética forense del Cenpat, Néstor Basso, fue quien analizó las muestras de elementos secuestrados de la escena del crimen, donde se encontraron huellas del taxista Dante Donnini.

Sin embargo, en diálogo con Radio Chubut, el genetista confirmó que en las muestras que le llegaron al laboratorio también se encontraron alelos que “pueden deberse a una tercera persona”, aunque aclaró que no están tan concentrados como los que identifican a Donnini y que todo podría tratarse de una contaminación y no de un contacto directo.

Sin embargo, Basso aclaró que la única manera de constatar dicha afirmación de manera científica es cotejando esas muestras con un sospechoso para determinar el perfil, “que debe ser preciso y no dejar ninguna duda”.

El especialista reconoció que se sometieron a peritaje varias evidencias, lo cual permitió hacer un cotejo genético proveniente de restos de piel, sangre y líquido seminal.

En el caso de la contaminación de la escena del crimen, la misma podría haberse producido luego de que realizaran un segundo peritaje del sitio, donde se vio a efectivos que trabajaban sin guantes protectores.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!