La familia de una joven de 26 años fue anoticiada sobre su muerte en el interior de la celda de una comisaría en Laprida, Buenos Aires. La familia sospecha de los policías y exige que se investigue, pero según el parte oficial, se trató de un suicidio. 

Daiana Abregu era mamá de un nene de 10 años, había sido detenida alrededor de las 7 de la mañana del domingo por “alteración del orden público” y provocar daños en un vehículo estacionado en la vía pública.

Horas más tarde la encontraron muerta en una celda de la comisaría del partido de Laprida. Fue cerca de las 15.30 de ese mismo día que los guardias hallaron el cuerpo de la mujer colgado de una campera, atada a una reja de 1 metro de altura.

La detuvieron por dañar un auto y a las horas apareció muerta en la celda

Recién a las 18 se le comunicó a sus familiares que estaba muerta. La familia de Daiana manifestó además que mientras viajaban hacia Azul para presenciar la autopsia recibieron un llamado en el que se les avisó que la operación ya se había realizado y que podían volverse a su pueblo, que se les entregaría el cuerpo.

“Están investigando si esa muerte no fue inducida, no es lógico que se ahorcó. El comisario se lava las manos, a mi mamá le avisaron a las 18 cuando deberían haberle avisado a las 15.30 que fue cuando murió, algo están tapando”, dijo su hermana.

La detuvieron por dañar un auto y a las horas apareció muerta en la celda

La causa fue caratulada como averiguación de causales de muerte. También tomaron intervención la justicia y Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, indicó TN.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!