CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El máximo tribunal provincial informó este martes que aceptó tratar el recurso que presentó el fiscal de Casación bonaerense para que se revoque el hábeas corpus colectivo. 

La Suprema Corte de Justicia bonaerense declaró admisible el recurso de queja presentado por el fiscal Carlos Altuve y suspendió provisionalmente las medidas dispuestas por el Tribunal de Casación Penal que habilitaban el arresto domiciliaria para presos que integran el grupo de riesgo de contraer coronavirus.

Según publica Telefé Noticias, el máximo tribunal provincial informó que aceptó tratar el recurso que presentó el fiscal de Casación bonaerense para que se revoque el hábeas corpus colectivo que habilita la prisión domiciliaria y ordenó la secuencia del trámite previo a la sentencia de fondo.

BUSCAN BAJAR LA SUPERPOBLACIÓN CARCELARIA

La polémica por las domiciliarias otorgadas por la Justicia ante los riesgos de que los presos se contagien de coronavirus colocó en la mira la superpoblación en las cárceles de todo el país, realidad de la que no escapa el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). 

La provincia de Buenos Aires tiene 24.000 plazas para presos, pero por estos días en las cárceles hay más de 50.000 reclusos, lo que representa un 110% de superpoblación, según las cifras que arrojó este martes el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak. El dato generó malestar en el presidente Alberto Fernández, quien se quejó de que la gestión anterior no construyó ningún penal en el territorio bonaerense y elevó, según su criterio, de manera desmedida la superpoblación en las cárceles de la provincia.

Según pudo saber TN.com.ar de fuentes oficiales, ante este escenario la Provincia de Buenos Aires diagramó un plan para sumar 1350 nuevas plazas, que se lograrán tras la culminación de obras en unidades penitenciarias y alcaidías.

Al mismo tiempo, la administración de Axel Kicillof trabaja -por orden de Alberto Fernández- junto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación en la instalación de módulos de aislamiento para presos en terrenos del SPB que servirán para descomprimir las cárceles. Se trata de módulos similares a los hospitalarios que se construyen para atender a los pacientes infectados con coronavirus. Su emplazamiento sería "en seco" y una vez que los materiales llegan al penal la construcción no demanda más de 15 días.

"Estamos en plena etapa de análisis, hubo una orden del Presidente de ponernos a trabajar en este sentido y mantenemos conversaciones con las autoridades de la Provincia", indicaron desde la cartera de Obras Públicas.

RIESGO DE CONTAGIO

La superpoblación carcelaria genera -según el criterio de especialistas- riesgo de una propagación más veloz del COVID-19. Ante este escenario el Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires había ordenado otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a las personas "en riesgo de contagio por coronavirus" que cumplan condena en las cárceles bonaerenses.

Esta resolución provocó que abandonaran la prisión presos por delitos graves como violaciones, abusos sexuales, homicidios y robo a mano armada seguido de muerte, entre otros.

Fuentes: Telefé Noticias y TN