COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, indicó que la causa denominada “Apadrinados” –que investiga venta de droga en la ciudad y que derivó en falsificación de billetes y en escuchas que comprometieron a funcionarios municipales- está pronto a cumplir dos años de investigación y se continúa trabajando en la misma. Explico que “son muchas personas y empresas y ha tomado un gran volumen. La AFIP sigue trabajando en más de 20 fiscalizaciones de empresas. Y el nuevo director regional de AFIP viene con expresas instrucciones del actual director de AFIP para profundizar la tarea que vienen realizando”. Detalló que de la causa también se desprende otra para investigar la filtración ilegal de información.

“En julio van a ser dos años que empezó la causa y está en plena etapa de investigación”, indicó Parcio. Y aclaró que “nosotros estuvimos 6 meses escuchando y cuando empiezo a pedir información porque ya las cuestiones empezaron a dar información, lo primero que pasó es que un funcionario público le cuenta a los investigados”, recordó en diálogo con La Cien Punto Uno.

Además, indicó que en la causa Apadrinados, que derivó en allanamoentos en la municipalidad y el Concejo de Comodoro en enero del año pasado “son muchas personas y empresas, y ha tomado un gran volumen. La AFIP sigue trabajando en más de 20 fiscalizaciones de empresas. Y el nuevo director regional de AFIP, viene con expresas instrucciones del actual director de AFIP para profundizar la tarea que vienen realizando respecto a esa causa”.

Por ello, consideró que “es un nuevo impulso, mientras tanto seguimos pidiendo información nacional e internacional. Incluso hay información que pedíamos a organismos que tenemos que reeditar porque parece que no habían llegado”.

A su vez, Parcio sostuvo que de “Apadrinados” se desprende “otra causa porque se escuchaban las conversaciones”. Y remarcó que “eso no atentó contra el derecho de información porque una cosa es leer las escuchas y otra informar la causa. Lo que dije es que no se puede leer la escucha como tampoco otros documentos de la causa. De modo alguno yo afecté el derecho a la información”, afirmó.

Y sostuvo que “las escuchas sólo fueron ordenadas por el juez para ser analizadas en el marco de la investigación, no pueden hacerse públicas”. Por tal motivo, “se va a investigar cómo se filtró de manera ilegal la investigación”, indicó.

Además, remarcó que “el teléfono que escuchábamos también lo escuchaban otras personas que no estaban involucradas en la investigación de la causa”.