COMODORO RIVADAVIA - El tribunal consideró que las condiciones de detención en la U-14 de Esquel no se agravaron. Y que el propio líder de Resistencia Ancestral Mapuche fue entrevistado por funcionarios judiciales y mostró conformidad. Sólo pidió que lo dejen salir al recreo y para eso ya hubo órdenes al director del penal.

La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia rechazó el habeas corpus presentado a favor de Francisco Facundo Jones Huala y de este modo confirmó la decisión que ya había tomado el juez federal de Esquel, Guido Otranto. De esta manera, al no comprobarse que se hayan agravado las condiciones de su detención, el líder de Resistencia Ancestral Mapuche seguirá alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 14 de Esquel, a la espera de una resolución del trámite de extradición que pide Chile.

El fallo es del martes y lo firmaron Aldo Suárez, Javier Leal de Ibarra y Hebe Corchuelo de Huberman. El recurso lo había presentado la Comisión Provincial por la Memoria representada por Adolfo Pérez Esquivel, Víctor Mendibil y Roberto Cipriano García.

Este grupo denunció el “agravamiento en las condiciones de detención” del activista mapuche, quien está preso en la U-14 a disposición del Juzgado Federal de San Carlos de Bariloche.

En su presentación, indicaron que “toda vez que Jones Huala permanece alojado en una celda de aislamiento dentro de la unidad, ello le genera graves problemas en la salud debido al régimen restrictivo de derechos que implica su alojamiento y vulnera lo establecido en el artículo 18 de la Constitución Nacional, en cuanto a los estándares que deben respetar los lugares de detención”.

Los camaristas consideraron que los firmantes “trajeron a colación sin demasiado sustento la Observación Nº 14 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”.

La secretaria del tribunal se entrevistó con Jones Huala. “El interno manifestó que desde el 3 de julio se encuentra alojado en el Pabellón Nº 6”. Según el expediente, el propio líder del RAM “prestó conformidad para tal traslado, levantando ante el realojamiento la huelga de hambre que estaba llevando a cabo”.

En esa charla con la funcionaria judicial sostuvo que no tenía problema con el resto de la población carcelaria. “Y si bien con personal penitenciario tuvo algunos inconvenientes de índole verbal, los pudo solucionar, indicando no haber recibido agresiones físicas”.

Jones Huala manifestó que comenzó a tomar “lawen”, la medicina mapuche entregada por su concubina, Andrea Millañanco.

“Por su parte los informes de la autoridad penitenciaria dan cuenta que el interno sale al recreo en el patio interno de los pabellones 1 y 6, recibiendo visitas y comunicaciones telefónicas con el exterior”.

Con estas evidencias, la Cámara confirmó la decisión del juez Otranto. “La cuestión planteada impide considerar que se haya verificado algún accionar que implique el agravamiento ilegítimo de las condiciones de detención que viene sufriendo Francisco Facundo Jones Huala”.

SIN PERSECUSIÓN

Además ya no está alojado en la celda de aislamiento. “Entendemos que no surge circunstancia alguna que permita colegir la existencia de actos persecutorios específicos que agraven ilegítimamente las condiciones en que cumple la privación de libertad”.

Como Jones Huala advirtió que aún no lo dejaban salir a los recreos, Otranto resolvió hacer saber al director de la U-14 que deberá permitir su salida al recreo diario, “de manera tal que una situación como la presente no se convierta en un agravamiento de las condiciones en que lleva adelante su encierro”.

Fuente: Diario Jornada

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!