MISIONES (ADNSUR) - El lunes por la tarde un deportista que corría bajo la lluvia halló a una beba apuñalada adentro de una bolsa de basura. Desde allí la cargó y la llevó hasta el Comando Radioeléctrico, desde donde la trasladaron al Hospital Materno Neonatal de Posadas, en Misiones.

En el centro de salud determinaron que se trata de una nena nacida hace pocos días y sufrió la herida de una hoja oxidada que pertenecía a un cuchillo tramontina, en la parte blanda, es decir debajo de la piel, por suerte sin comprometer sus órganos vitales.

"La beba entró hipotérmica, un poco deshidratada y llorando, esto último es bueno porque son signos vitales, inmediatamente se la operó y ahora está con cero analgesia", explicó en ese primer momento el doctor David Halac.

A poco más de tres días de ser encontrada, "Victoria" -tal como la llaman en el centro de salud- está en "óptimo estado", informó el médico.

"Está mucho mejor, está en una cunita especial, está bien, con antibióticos como corresponde para este tipo de lesiones potencialmente muy peligrosas, sobre todo por los riesgos de infección y más para un bebé de corta vida, cuando su sistema inmunológico todavía no está desarrollado”, afirmó Halac en declaraciones a Radio Libertad.

De todas maneras, el médico remarcó la necesidad de "mantenerla en observación porque estuvo expuesta a malas condiciones climáticas, deshidratada, se enfrió y una de las características de los recién nacidos es que no regulan bien la temperatura corporal, entonces se enfrían rápidamente".

Contó que antes de la cirugía para extraerle el cuchillo, le suministraron suero y vacuna antitetánica. "Son dos cosas juntas que sirven para evitar el tétanos que a esa edad es potencialmente mortal. Y ahora está recibiendo un esquema de antibióticos de acuerdo a las posibilidades que tiene de infección", sostuvo Halac.

Y finalizó: "Más allá de eso estamos felices con la evolución porque la bebé está muy reactiva, despierta, está lúcida, súper mimada por la gente de acá de la Neo".