COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El 21 de noviembre último en el Juzgado de lo Penal 4 de Málaga (España) estaba previsto que comience un nuevo juicio contra la comodorense Nadia Kesen, acusada del delito de sustracción de menores por haberse llevado sin permiso de España a su hija menor y regresado a Argentina, sin embargo por cuestiones de salud de uno de los letrados se suspendió. Ahora, se determinó que el 11 de febrero del próximo año inicie el juicio para determinar si la mujer es condenada a 4 años de prisión o queda libre de culpa y cargo.

La denuncia inicial fue realizada por la madre de Domingo Expósito Moreno, quien fue pareja de Nadia Kesen y asesinado en 2014 en Comodoro pocos días antes de que viajara de regreso con la menor, que tenía seis años en aquel momento, ya que había logrado la custodia de la misma. Justamente Kesen fue sometida a juicio oral y público y tras ser condenada por el homicidio, posteriormente fue absuelta por el Superior Tribunal de Justicia, encontrándose en trámite un recurso para que se revea la situación.

Juzgarán en España a Nadia Kesen por “sustracción de menores”

De acuerdo con lo señalado por medios españoles sobre el escrito inicial de la acusación, los hechos a juzgar tuvieron lugar en 2010 cuando Kesen decidió retornar a Argentina llevándose a la niña nacida en mayo de 2008 en Fuengirola (España) luego de terminar la relación que mantenía con Expósito Moreno, pero la acción habría sido cometida sin previo aviso, sin conocimiento del padre ni autorización alguna pese a que habían acordado “de palabra” la custodia compartida.

Tal como destaca diario Crónica, se planteó que el objetivo de la acusada fue impedir el contacto de la menor con su padre y la familia, perjudicando tanto los intereses de la menor como los de su familia paterna. También indicaron que la mujer no comunicó el lugar concreto donde se encontraba la niña para poder ubicarla.

A partir de ello, en el escrito señalan que en marzo de 2011 el Juzgado de Fuengirola otorgó la custodia al padre de la menor así como lo hizo el Juzgado de Familia de Comodoro. Es así como el hombre continuó con el proceso legal para la restitución de la menor en Argentina, pero la acusada habría hecho caso omiso a la disposiciones.

Para la representación de la familia, se trata de un delito de sustracción internacional de menores y retención, incumpliendo gravemente el deber establecido por una resolución judicial, por el que solicita cuatro años de cárcel para Kesen.

Por su parte, la Fiscalía coincide con la acusación del abogado particular y pena, teniendo en cuenta que en reiteradas oportunidades la mujer habría ignorado la resolución que dictaba la custodia del padre. En base a ello, las partes peticionarían además la inhabilitación para ejercer el derecho de patria potestad durante diez años.