Comenzó el juicio contra el ex gerente de Lotería del Chubut, Carlos Barbato, su padre, la exesposa y el chofer, acusados de “enriquecimiento ilícito”, por la compra de propiedades millonarias y autos de alta gama los años en que él desempeñó la función pública.

El debate se inició este lunes a la mañana con las declaraciones de los testigos propuestos por la Fiscalía, que investiga la compra de una propiedad por $ 25 millones, vehículos de lujo y un departamento en Puerto Madryn, por parte del ex funcionario provincial.

El Tribunal está compuesto por las juezas María Tolomei y Karina Breckle y al juez de la ciudad de Esquel, José Enis. 

La investigación estuvo a cargo del fiscal general Omar Rodriguez y el equipo de trabajo de la  Unidad Fiscal Especializada en Delitos contra la Administración Pública del Ministerio Público Fiscal del Chubut.

Los delitos que le imputan a Barbato y su entorno tiene previstas penas de dos a seis años de prisión; una multa de dos a cinco veces el valor del enriquecimiento, e inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos.

Barbato se desempeña en la administración pública desde el año 2003, y pasó por diversos cargos de relevancia en la provincia.

“Nunca tuvo otro ingreso que no sea su sueldo proveniente de la administración pública”, detalló el fiscal general Rodríguez en la investigación.

Según la investigación, al ingresar al estado Barbato declaró que poseía un Fiat Palio y un Ford Falcón modelo 80.

En su paso por el estado provincial, Barbato fue gerente de Lotería, ocupó un cargo en la coordinación de Gabinete y fue asesor en la Legislatura. Desde 2015 estuvo en el IAS hasta 2019 cuando renunció.

El fiscal Rodríguez acusa a Barbato y su ex mujer de haber comprado propiedades por sumas millonarias, algunas de las cuales figurarían también a nombre del chofer y del padre.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!