CAPITAL FEDERAL - El juez federal Luis Rodríguez dispuso la elevación a juicio oral de la causa que investiga la reactivación de la minera Río Turbio. Según el magistrado, se da por acreditada una estafa de 176 millones de pesos. Entre la veintena de imputados dentro de la causa se encuentran el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el exsecretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral.

Esta es la causa por la que el exministro fue desaforado y detenido. En octubre, De Vido cumplirá su segundo aniversario preso en la cárcel de Marcos Paz.

El juez Rodríguez consideró que De Vido fue responsable de desvíos que se concretaron gracias a una "construcción jurídica y administrativa" montada para permitir un "manejo discrecional" de miles de millones de pesos que se destinaron al complejo Río Turbio, en Santa Cruz, según reseña La Nación.

Todos los procesados en la causa enfrentan el delito de "defraudación por administración fraudulenta". Junto al ex-ministro de Planificación Federal Julio de Vido y el ex-secretario de Minería, Jorge Mayoral, también están involucrados Atanasio Pérez Osuna, exintendente de Río Turbio (y exinterventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio) y un funcionario clave de la gestión de De Vido, Roberto Baratta.

Según el magistrado, De Vido "no podía desconocer los hechos que se le imputan", y sostuvo que hay pruebas de que conocía la situación y que no se trata de una mera "asignación objetiva de responsabilidad por el cargo que detentaba" como ministro.