COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El ex delegado del IPV en Comodoro, Abel Reyna, está acusado de haber cometido fraude para beneficiar a personas con la adjudicación de viviendas, así como de haber percibido coimas y también de pedirle favores sexuales a una mujer, madre de un chico discapacitado.

 

JUICIO IPV: REYNA DECLARÓ Y NEGÓ TODOS LOS CARGOS EN SU CONTRA

 

En el marco del juicio en su contra, Reyna declaró este lunes durante aproximadamente una hora en la oficina judicial, y allí negó todos los cargos que se le imputan, como haber adulterado documentación, haber recibido coimas y negó haber tenido relación intima con una de las mujeres beneficiada con una vivienda. 

Reyna no aceptó preguntas por parte de Fiscalía y se espera en las próximas horas la conclusión del juicio oral y público.  

En su declaración explicó que los testigos Ortiz, Batistina y Echegaray, quienes confirmaron que él manejaba un IPV paralelo, usaban un auto del IPV para un negocio particular de eventos.

Esto se traduce en el boicot diario de la tarea que yo tenía, y él (Echeagaray)se iba  hacer actividades de empresa privada diciendo que era delegado”, dijo.

Asimismo, Reyna aseguró que “cuando yo me hago cargo de la delegación, tenía referencia de anteriores delegados que me habían manifestado que había un personal complicado y que había algunos con quienes tener especial cuidado”, indicó al mencionar a Echegaray y Ortiz.

Y agregó que “cuando me hago cargo del IPV, me encuentro con una desorganización que ya venía, todo el mundo hacía de todo”, dijo.

Reyna además indicó que "nunca tuve una relación íntima con Mariela Nahuelmir" y que "si ( Darío) Acosta pedía plata por las casas era cosa de él", además de marcar que "era amigo de Guillermo Almirón".