TRELEW (ADNSUR) - Una madre con sus cuatro hijos se quedó con lo puesto tras el incendio de la habitación que alquilaba. Uno de sus hijos, el de 6 años, jugando prendió fuego un colchón que desató las llamas.

El fuego dejó a la familia con lo puesto tuvo lugar el martes a la noche, alrededor de las 23 horas, en una vivienda tipo inquilinato en la intersección de Ramón y Cajal al 100.

 Según publica Diario Jornada, una mujer junto a sus cuatro hijos de 2, 4, 6 y 10 años se encontraba en la habitación de una vivienda de pequeñas dimensiones cuando el fuego se inició pero lograron salir rápidamente.

El fuego se desató cuando uno de los nenes, el de 6 años, jugaba con un encendedor con sus hermanos y las llamas tomaron un colchón. Las llamas afectaron una cama de una plaza y el fuego se propagó hacia roperos, estantes y otra cama.  

Las perdidas fueron totales dentro de la habitación.  No hubo que lamentar personas heridas.