EL BOLSÓN - Aún no hay novedades sobre el líder del RAM, que fue detenido la noche del martes y debía declarar ante el juez federal de Neuquén Gustavo Villanueva. Un grupo se movilizó a tribunales y fueron custodiados.

La abogada de Facundo Jones Huala, Sonia Ivanoff, le dijo a FM Tiempo Esquel antes de la audiencia de ayer tras la detención del líder de Resistencia Ancestral Mapuche que en un control de ruta el martes en horas de la tarde, Gendarmería pidió la documentación a su defendido y “está detenido provisoriamente, a la espera de la audiencia de reconocimiento con el juez federal de Neuquén,  Gustavo Villanueva”.

Analizó que la detención se vinculaba al pedido de captura internacional que siempre elevó Chile para ser sometido a juicio, cuando en un proceso en agosto del año pasado en Esquel, el juez federal Guido Otranto levantó ese pedido de captura a nivel nacional y su extradición.

La defensora recordó que la Fiscalía Federal de Esquel apeló el fallo de Otranto,y el asunto está para su resolución en la Corte Suprema de la Nación. Acotó que Jones Huala no tiene ningún pedido de inmovilización dentro del país, puede moverse libremente y en la actualidad está ocupado de sus actividades culturales, y preocupado por su pueblo mapuche, a consecuencia de las nevadas, con siete familias aisladas en Vuelta del Río.

Al momento de ser interceptado –contó Ivanoff- el lonco iba con otros integrantes de su comunidad y familiares. E insistió en que se trató de un procedimiento de rutina en la ruta 40 entre El Bolsón y Bariloche, en el puesto Villegas de Gendarmería.

Aclaró que no fue detenido sino demorado. Pero en el sistema aparecía un pedido de captura internacional, y el secretario penal del Juzgado Federal de Bariloche decidió la intervención de un juez, quien determinó el arresto provisorio del activista mapuche.

En cuanto a la versión de que en el vehículo de Jones Huala encontraron armas, la letrada respondió: “Para nada; lo desmiento totalmente. Además las armas siempre terminan siendo gomeras”.

Cabe recordar que tras la liberación del referente mapuche en Esquel, la Procuración Fiscal de la Nación emitió un dictamen que cuestionó la decisión del juez Otranto de rechazar la extradición, y recomendó que “el líder de Resistencia Ancestral Mapuche sea entregado al país vecino”. En Chile se lo acusa de terrorismo, tenencia de arma de fuego, incendio de propiedad con habitantes adentro y violación de la ley de extranjería.

El diario Río Negro dijo que unas 60 personas se movilizaron al Juzgado Federal de Bariloche, en San Martín al 400, donde estaba prevista la indagatoria de Jones Huala.

“El pueblo mapuche vive, la lucha sigue y sigue”, “Estado fascista, vos sos el terrorista”, cantaban los manifestantes en el ingreso al Juzgado custodiado por ocho gendarmes.

“Facundo volvía de celebrar el Wiñoy Tripantu en Bariloche a Vuelta del Río cuando lo demoraron. Pero deberían saber que la medida es vieja”, expresó su madre, María Isabel Huala quien aclaró que Jones Huala, “no está detenido sino incomunicado” en el Escuadrón 34 de Gendarmería,  acompañado por “dos sargentos que lo protegen ya que es un lonco”.

En un primer momento, estaba previsto que Jones Huala, de 32 años, fuera indagado a las 12.30 de ayer pero dos horas después, sus allegados desconocían por qué no lo trasladaban. “Nos dijeron que el juez a cargo que es de Neuquén estaba viajando a Bariloche”, agregó Huala.

Los gendarmes vallaron el ingreso al Juzgado Federal pero poco a poco, la gente fue corriendo las vallas y cortaron la avenida San Martín. Sólo dejaron pasar colectivos y una ambulancia. Según Río Negro, “es la continuidad de una persecución en la que se hostiga a gente que lucha. Y no es más que una cuestión burocrática porque no levantan el pedido de extradición que ya fue denegado. No lo sacan del sistema y le salta a Gendarmería”, señaló Luis Pilquimán.

Fuente: Diario Jornada

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!