Una sala de la Corte Suprema de Chile le negó la libertad condicional al activista mapuche Facundo Jones Huala. Su abogada había pedido el beneficio en función de su buena conducta en una cárcel de Valdivia, donde cumple una condena de 6 años de prisión por el incendio de una vivienda. Pero este martes por la tarde fue denegada.

El gobierno, que envió un abogado a la audiencia que se realizó por la mañana de manera virtual, había recomendado que Jones Huala no fuera liberado en función de la gravedad del delito que cometió.

Karina Riquelme, la abogada de Jones Huala, habló con el Diario Río Negro y dijo que no se trata de un asunto político sino jurídico. Y anticipó que en octubre intentará nuevamente que la Justicia chilena le otorgue la libertad condicional.

El caso llegó hasta el máximo tribunal de Chile por apelación. A finales del año pasado, en un instancia inferior, la decisión de la Justicia había sido la misma.

Jones Huala fue acusado del incendio de una vivienda en el fundo (estancia) Pisu Pisué. Cuando gozaba de la detención preventiva domiciliaria, en Chile, desobedeció las indicaciones del juez, desapareció del domicilio informado y meses después volvió a Argentina sin pasar por los controles migratorios, a través de pasos informales.

Un primer juicio de extradición, realizado en el juzgado federal de Esquel, terminó con su liberación por lo irregular de su detención (un testigo dijo que su paradero fue obtenido mediante torturas y hay pruebas de que intervinieron los servicios de inteligencia nacional sin orden judicial)

Fue detenido luego en el paraje rionegrino Río Villegas y más tarde extraditado a Chile por decisión de Gustavo Villanueva, el juez federal de Neuquén que subrogaba el tribunal de Bariloche.

En Chile la justicia de ese país condenó a Jones Huala a 9 años de prisión por el incendio de una propiedad en la estancia Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, junto a un grupo de desconocidos, y por posesión ilegal de armas de fabricación casera. Luego le computaron los tres años que había pasado en prisión sin sentencia y la pena fue reducida a 6.