RAWSON (ADNSUR) – Este jueves el juez federal de Esquel, Guido Otranto acudió a la Unidad Penitenciaria 14, para tomarle declaración indagatoria a Facundo Jones Huala, en el marco de la causa abierta por una denuncia del fiscal federal Guillermo Marijuan, por “instigación a cometer delitos”. Sin embargo, Huala se negó a declarar y planteó la necesidad de interiorizarse de los medios por los que se divulgaron supuestas expresiones de él, en las que habría llamado a una rebelión. A partir de estas filtraciones es que comenzó la causa abierta por el fiscal Federal Guillermo Marijuan.

A la hora de comparecer ante el magistrado, el lonko junto a su defensa se negó a declarar, esgrimiendo la necesidad de interiorizarse de los medios por los que se divulgaron expresiones supuestamente de él, en las que habría llamado a una rebelión porque “hay que echar a la mierda a estos fachos asquerosos de Macri y Bullrich; son una basura, una rata, una mierda de personas en este gobierno de porquería. El pueblo no puede permitir estas cosas”, informó diario Jornada.

De acuerdo a la denuncia de Marijuan, el 30 de noviembre del año pasado Infobae publicó un reportaje a Jones Huala, del que se valió para pedir una investigación al activista mapuche, por tales afirmaciones.

En el ingreso a la U-14 se montó un cordón con efectivos de la Policía Provincial, bajo las órdenes del jefe de la Unidad Regional Esquel, comisario mayor José Arias. En tanto sobre la plazoleta de avenida Ameghino, aguardó un grupo de apoyo al lonko