COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El fiscal de la causa Revelación Héctor Iturrioz sostuvo que sólo los empresarios Federico Piccione y Pablo Bastidas (acusados de ser los “recaudadores” del dinero) podrían tener condenas de cumplimiento efectivo de una pena que alcanzaría los tres años porque ambos siguen imputados por integrar una asociación ilícita en las causas que investigan corrupción y las fuentes de la caja negra de la política en Chubut. Dijo que “la sociedad no nos acompañó” en reforzar cada una de las denuncias para ampliar la investigación. “Pensamos que íbamos a tener un aluvión de testigos pero esto no ocurrió. Tampoco nos ayudaron los querellantes”, disparó.

Iturrioz: “la sociedad no acompañó” en las denuncias por corrupción en Chubut

En declaraciones a La Cien Punto Uno, Iturrioz criticó al diputado provincial Eduardo Conde (Cambiemos), quien cuestionó la decisión de aplicar una suspensión de juicio a prueba a cuatro de los empresarios imputados por cohecho activo y coimas.

Subrayó que en la causa “hay mucha prueba dura, objetiva” y sobre si con la misma no se podía avanzar y condenarlos aunque las penas no fueran de prisión efectiva manifestó: “se podía pero una decisión que había que tomar: o recuperar algo para la sociedad o una pena simbólica”.

Sobre el dinero en cuestión, explicó que será “de 60 millones de pesos”.

Comentó además que “en el sistema acusatorio uno de los principios es la teoría del conflicto y la reparación y precisó que lo que se repara acá es “el daño que causó cada uno”.

Iturrioz aseguró que “todos sabían” sobre este entramado de corrupción. “No sólo que nadie hizo una denuncia sino que no vino ni un testigos. Pensé que iban a venir en avalancha, voluntariamente pero a todos tuvimos que traerlos con situación policial. Estamos absolutamente solos. La sociedad que tanto demanda no colabora en nada”.

Respecto al aparato del Ministerio Público, dijo que “lo poco que tiene nos lo ha dado, pero tienen recursos escasos: Trabajamos con una contadora, con un funcionario de fiscalía, una administrativa y tres policías compartidos”.

“Es una megacausa cuyo tamaño nunca se vio”, explicó el fiscal y apuntó a “los legisladores que ahora nos critican que deben aprobar el presupuesto del Ministerio Público Fiscal, que pidieron seis fiscales más y no lo aprobaron”, resumió.

“Nos criticaron por la morigeración a (el exsecretario del entonces gobernador Mario Das Neves, Gonzalo) Carpintero pero dijimos que cuando no haya riesgo procesal tenemos que ceder en la medida de coerción porque sería inconstitucional y abusaríamos de nuestra función. Ahí iríamos de nuevo al Consejo de la Magistratura”.

No cambiamos nuestra hipótesis de trabajo en ningún momento. Siempre dijimos que Carpintero era la pata política de la sociedad criminal y sin la política nada de esto hubiera sido posible”, enfatizó.

Al consultarle si cuentan con herramienta judicial como para defenderse, resumió: “La única herramienta que tenemos es dar a conocer nuestra posición y dejar plasmada la inconsistencia. Hay cosas que no podemos decir”.