El pasado 10 de noviembre se cumplieron tres años del fatal accidente que se cobró la vida de cuatro amigos chubutenses:  Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri.  El único sobreviviente  fue Luciano Virgili. Los jóvenes viajaban desde Chubut  Buenos Aires para ver al Boca de sus amores jugar la final de la Copa Libertadores.

Sus sueños se vieron truncados cuando la camioneta donde viajaban los cinco amigos fue impactada de frente por un conductor borracho. 

Este martes  Natalio Nicodemo, abogado de las familias de las víctimas,  confirmó este martes que finalmente “la causa va a llegar a un juicio oral y público”, tras una notificación que recibió el lunes. 

“Este juicio va a ser presencial y vamos a depender de la disponibilidad de las fechas del juzgado. Ojalá que el juicio pueda realizarse el año que viene. El juicio se va a realizar en La Plata”, detalló el letrado en diálogo con FM Bahía Engaño de Rawson.

ADNSUR tomó contacto con Carlos Silvestri, padre de Franco Silvestri, quien  expresó desde su Buenos Aires su profunda satisfacción por esta confirmación del juicio oral para los próximos meses.

EL IMPUTADO MANEJABA BORRACHO

El abogado reconoció que hubo un arduo trabajo para llegar a esta instancia. “Es una causa muy compleja y yo empecé a intervenir cuando habían pasado 8 meses. Les dije a las 5 familias que iba a ser difícil avanzar. Nos llevó 1 año y 6 meses (con una pandemia por medio) pero –finalmente- pudimos reconstruir este lamentable siniestro vial con la cantidad de agravantes y la multiplicidad de víctimas fatales porque se afectó a 5 familias que fueron damnificadas”, repasó.

“Hay pruebas contundentes contra Lucesole ( el único imputado). Esto no tiene mucho de ‘tragedia’ porque hay un imputado, tiene agravantes y ha violado el Código Penal. Considero que le corresponde una condena y una pena”, afirmó.

Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri murieron en el trágico accidente en 2018. Foto: archivo
Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri murieron en el trágico accidente en 2018. Foto: archivo

El abogado resaltó que la noche de la muerte de los cuatro amigos  el imputado “venía de una ‘noche de gira’ y de tomar alcohol con sus amigos. Tenía 1,8 grs/lts de alcohol en sangre. El conductor se cruzó de carril 2 veces y -cuando quiso volver- embistió a los chicos de manera frontal. Iba zigzagueando en una Toyota Hilux por una ruta nacional y chocó contra el vehículo donde los chicos iban tomando mate porque iba a ver un partido de fútbol”, recordó.

“El conductor es un ‘homicida vial’ porque no le pasa a cualquiera. Es una persona que ya tenía antecedentes de manejar en ebriedad”, denunció y por eso, espera que se llegue a una pena para que las familias finalmente tengan justicia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!