RAWSON (ADNSUR) - El juez de garantías Fabio Monti dejó abierta la investigación que tiene como imputado a un policía de Playa Unión que en marzo pasado, apenas iniciada la cuarentena, mató de un balazo a una perra durante un procedimiento relacionado con sospechas de ocupación de un terreno en esa villa balnearia.

El magistrado entendió que el fiscal general Osvaldo Heiber cumplió con los requisitos procesales teniendo en cuenta la descripción de los hechos a probarse, calificación legal escogida y las circunstancias  que durante el plazo legal de la investigación podrán ser probados o descartadas.

El imputado es el policía provincial Elías Saavedra, que fue mordido en su pierna izquierda por la  perra mestiza con rasgos de pitbull, tal como lo describió la defensa del imputado, el doctor Martin Castro.  El disparo efectuado por el policía atravesó el cuello del perro y la imputación que de manera provisoria que pesa en su contra es la de violación de la ley de protección animal, daño y abuso de autoridad.

En la audiencia realizada en la Oficina Judicial de Rawson, estuvo presente además la propietaria del animal, la señora Marianela Castillo, que dio su versión de los hechos. Fue acompañada en carácter de abogado querellante por el doctor Damián D’Antonio.

Según detalló la fiscalía, el defensor Castro junto a su socio Rodrigo Miquelarena, expresaron la oposición a la apertura de la investigación mientras que el fiscal general Osvaldo Heiber insistió en la necesidad de abrir la investigación del hecho, destacando que la dinámica del hecho y lo ocurrido quedará definitivamente aclarado durante el proceso investigativo.

Finalmente, el juez Monti dejó abierta la investigación. En alusión a las versiones contradictorias expuestas por la dueña del animal y Heiber por un lado, y por Castro y Miquelarena por el otro, expresó que “la investigación determinará las circunstancias de lo ocurrido y si el disparo efectuado por el policía fue o no en defensa propia. Todo ello será determinado por la investigación”.