TRELEW (ADNSUR) - En la madrugada del sábado el Geop interceptó en la ruta 25, a la altura de 28 de Julio, a una camioneta con un cargamento de 38 guanacos faenados, con cortes de lomo, cuartos y paletas. El cargamento provenía de un establecimiento rural de José de San Martín, y según fuentes policiales, respondería a un pedido concreto de varios comercios de Trelew.

Según las fuentes, buena parte de este cargamento estaría dirigido a la zona del Barrio Inta, pero los investigadores creen que esta red también se extendería a otras zonas de la periferia; incluso no descartan que haya algún comercio céntrico implicado. Al parecer, los cargamentos con carne de guanaco llegarían a Trelew con una frecuencia de una o dos veces por mes.

La carne de guanaco se vende a unos 100 pesos el kg, y los comerciantes la utilizan principalmente para hacer milanesas, chorizos y carne picada. Desde el Municipio informaron que en los controles periódicos interceptan un promedio de 50 kg de carne de guanaco por semana. Convalidaron que la venta de esta carne se ha extendido por comercios del centro y la periferia en proporciones similares.

Por lo general, la carne de guanaco no aparece exhibida en las góndolas, sino que los comerciantes la guardan en la parte de atrás, y la ofrecen a los clientes de confianza. Los contactos se producen por mensajes telefónicos y las ventas suelen concretarse en horarios no comerciales.

MARIHUANA EN LOS CARGAMENTOS

Por otro lado, la Policía sigue una segunda línea de investigación que vincula el mercado clandestino de la carne con la venta de drogas en Trelew. Según las fuentes, las bandas que se dedican al abigeato y la venta clandestina de carnes en la zona, también llevarían marihuana en los cargamentos.

Los investigadores creen que la marihuana se distribuye en los barrios de la ciudad. Hasta ahora la Policía no interceptó ningún cargamento de carne con droga.