La División de Investigaciones Policiales (DIP) de Comodoro Rivadavia realizó el sábado un allanamiento en la empresa de transporte Ocasa - ubicada en el barrio Industrial - tras una denuncia radicada el viernes por el robo de ansiolíticos, conocidos como "clonazepam", por parte de la jefa de Farmacia del Área Programática Sur.

El fiscal Martín Cárcamo precisó que la cantidad de medicación faltante "es considerable", y aclaró que la medicación corresponde al Área Programática Sur, por lo que es "con absoluta independencia de la farmacia del Hospital Regional" ya que está destinada a los programas propios y aprovisionar al resto de los hospitales rurales.

"Durante las compras que se hicieron durante el mes de mayo se detectó ese faltante en una cantidad considerable",  por lo que se procedió a llevar adelante allanamientos en la empresa encargada de efectuar los traslados a todos los hospitales rurales a cargo del Área Programática Sur.

Cárcamo indicó que se evalúan dos hipótesis: una "es que durante el traslado de la empresa sus dependientes pudieron haber sustraído tipo “hormiga” diferentes cantidades de esta medicación o por el contrario; y una hipótesis donde se paga por una mayor cantidad de medicación y se provee por una menor cantidad".

Sobre los allanamientos realizados a la empresa, el fiscal señaló que se secuestraron filmaciones y teléfonos celulares, con la finalidad de obtener toda la infracción de trackers de la  empresa encargada de hacer los traslados.

El objetivo  - por estas horas -  "es poder cruzar datos entre el stock físico y el registrado para identificar la cantidad de faltantes  y establecer cuál de las dos hipótesis finalmente tiene que ver con el robo de los medicamentos", dijo el fiscal en diálogo con LaCienPuntoUno.