PUERTO MADRYN (ADNSUR) - La jueza de la localidad chubutense de Puerto Madryn, Stella Eizmendi, confirmó ayer lunes que dictó una "medida cautelar de prohibición de acercamiento" por un presunto caso de abuso sexual en la escuela secundaria 728 de esa ciudad, que está ocupada por una protesta de estudiantes.

“Lo único que hice fue dictar una medida de prohibición de acercamiento del menor acusado a las presuntas víctimas, todos menores de edad, por lo que no tengo mucho más que agregar”, explicó la jueza en un escueto diálogo telefónico con Télam.

Según se pudo saber de fuentes judiciales, la causa se inició por padres de chicas de 12 y 17 años que identificaron al presunto autor, también menor de 17, y avisaron a la policía.

La escuela se mantiene ocupada desde el mes pasado con motivo de la protesta docente que atraviesa Chubut por la falta de pago de salarios, a la que se sumaron, en solidaridad, los estudiantes.