COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Por estas horas, la Justicia investiga un confuso episodio en el que un trabajador petrolero a bordo de una Toyota Hilux fue interceptado este jueves a las 15:50 en la batería 92, en la zona petrolera del barrio Laprida, por dos hombres que lo intimidaron con un arma de fuego.

Estos se movilizaban a bordo de una camioneta Fiat Fiorino que al parecer tuvo un desperfecto mecánico. Según la denuncia del empleado petrolero ante la Seccional Cuarta, los sujetos lo obligaron a salir del asiento del conductor.

Uno de los individuos se sentó en el asiento del conductor para manejar y el otro se encargó de llevar amenazado al empleado petrolero. Al llegar al sector urbano de la ciudad, uno de los hombres descendió de la camioneta con elementos que serían robados, y subieron otros dos sujetos.

Mientras tanto, el trabajador de la empresa Montajes Industriales en un supuesto descuido de sus captores descendió del rodado y escapó, informó Con Sello Patagónico. Tres de los sujetos continuaron a bordo de la Toyota Hilux  robada y desbarrancaron en un sector del pasaje Santana María y Araucarias.

Dos de los ocupantes fueron detenidos y un tercero, quien resultó ser integrante de la polémica familia Palomo, logró escaparse, y luego apareció para amenazar a los vecinos del lugar con un arma por si lo delataban.