MANAOS - Un ladrón quiso robarle el celular a una chica pero le salió muy mal, porque se encontró con Sabrina Leite, una joven de 22 años que tiene cinturón blanco de jiu-jitsu.

Según el portal O Globo, ocurrió en Manaos, capital del estado de Amazonas. Dos hombres en una moto se le acercaron a Leite y uno de ellos, de 18 años, se bajó y le exigió que le diera el teléfono.

Como la chica vio que los delincuentes no estaban armados, ella se negó a dárselo. Entonces el ladrón intentó escapar corriendo cuando un vecino que pasaba en auto por ahí lo golpeó y Leite lo inmovilizó.

Leite pasó 20 minutos en el piso reteniendo al atacante hasta que llegó la Policía. La joven contó en diálogo con la prensa que hace jiu-jitsu desde hace cuatro años.