COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Días pasados se concretó la audiencia preliminar por un intento de homicidio ocurrido el 26 de julio en las 1008 Viviendas, que tiene como imputado a Brian Ampuero.

La fiscal Camila Banfi ofreció prueba y solicitó se eleve la causa a juicio bajo la calificación legal de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa”; y asimismo se dicte su prisión preventiva. Por su parte el defensor también ofreció prueba y no se opuso a la medida de coerción solicitada ya que no tiene elementos para controvertirla.

Finalmente el juez natural de la causa resolvió elevar la causa a juicio oral y público y mantener la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado Brian Ampuero por el término de tres meses, con vencimiento el 14 de marzo de 2021, o bien hasta que finalice el juicio, lo que ocurra primero. Esto en base a la existencia de elementos de convicción para tener al imputado como probable autor del ilícito investigado y por la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.

"El hecho investigado ocurrió el pasado 26 de julio -según el relato de la fiscal Camila Banfi- cuando siendo aproximadamente las 17.30 horas la víctima caminaba por las 1008 Viviendas y fue interceptado por Brian Ampuero y otra persona quienes le intentan sustraer su celular. La víctima se resiste y le aplica un golpe de puño a esta tercera persona, momento en que Ampuero extrae un arma de fuego y efectúa tres disparos contra ella, impactando uno de ellos en el pecho, otro en la ingle y el tercero en una de sus piernas. Seguidamente la víctima es trasladada al Hospital Regional y su estado es reservado".

Por su parte Ampuero es sindicado por clamor popular y sale de su edificio diciendo “ya está, me entrego, yo fui el que tiré”.

El ilícito fue calificado como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa”, en calidad de “autor” para Ampuero.

Presidió el acto jurídico Mariano Nicosia, juez penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Ampuero fue ejercida por Mauro Fonteñez, defensor particular del mismo.