RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Este domingo, aproximadamente a las 8 de la mañana, una vecina del barrio APAP de Río Gallegos escuchó los gritos desesperados de una mujer y el sonido del motor de un auto Fiat Cronos color bordó polarizado que pasaba por la puerta de su casa. 

"¡Llamen a la Policía", suplicaban desde la calle. Al salir, presenció a un conductor completamente alterado manejando en contramano que intentaba atropellar a una joven que corría desesperada por la vereda.

En medio de la violenta escena, la víctima ingresó rápidamente a la vivienda de la mujer y se refugió allí hasta que el agresor se fue. "Le pegó y forcejearon. Estaba desesperada y nerviosa", relató la mujer que actuó rápidamente y evitó que la joven terminara atropellada. "Si estaban en la calle las pasaba por arriba", aseguró a La Opinión Austral.

Minutos después, el violento volvió a pasar por la cuadra y huyó poco antes de que efectivos de la comisaría tercera llegaran al lugar. "No alcancé a ver la patente ni su cara", sentenció.